21 de enero de 2014
21.01.2014
La Opinión de A Coruña

El plan urbanístico de Cabana incluye la mina en Corcoesto pese a su anulación

La plataforma ciudadana Salvemos Cabana asegura que pese a la pretendida "cancelación" del proyecto el pasado 15 de octubre, hasta ahora no se ha hecho pública por escrito

21.01.2014 | 00:00
Verja de entrada a la mina de Corcoesto que explotaron romanos y británicos. / la opinión

Detractores de la explotación piden amparo al Valedor do Pobo ante "la falta de transparencia"

El pasado 15 de octubre la Consellería de Industria comunicó a Mineira de Corcoesto su rechazo al proyecto de explotación de una mina de oro a cielo abierto que la empresa canadiense pretendía realizar en Corcoesto. Aunque el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, insistió en varias ocasiones en que el proyecto estaba rechazado, el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de Cabana de Bergantiños, en trámite de exposición pública, recoge su posible implantación.

"Las futuras y previsibles actuaciones sobre el término municipal, que pueden tener una significativa incidencia socioeconómica y ambiental son ajenas al PXOM. Se trata del suelo industrial que contempla el Plan Sectorial de Áreas empresariales de Galicia y el proyecto industrial de una explotación minera en Corcoesto... En cuanto a la explotación minera de Corcoesto, que en este momento no cuenta con la autorización, en el caso de que se consiga, puede suponer un impacto económico significativo, pero temporal, al mismo tiempo que, al igual que cualquier explotación minera, supondrá un impacto ambiental. La evaluación de estas dos variables, no siempre compatibles, permitirá adoptar decisiones a la administración autonómica", recoge unos de los párrafos del plan urbanístico.

Tras conocer esta situación el diputado de AGE Antón Sánchez denunció las "oscuras maniobras" del PP respecto del proyecto minero de Corcoesto, "en teoría suspendido". Sánchez consideró que el PP pretende sustituir la "voluntad popular", que rechaza "contundentemente" el proyecto, por los intereses de una multinacional "depredadora". En el PGOM, explicó el parlamentario, "figura expresamente" la delimitación del plan de minería extractiva de oro de Corcoesto, pese a que la memoria admite que no está aprobado.

Tampoco está conforme la Plataforma Salvemos Cabana que ha pedido el amparo del Valedor do Pobo ante "la falta de transparencia pública en el caso Corcoesto".

La asociación ha solicitado esta institución que exija a la Xunta toda la información pertinente sobre si la cancelación del proyecto minero se ha hecho efectiva y sobre la anulación o no de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). El pasado 15 de octubre, Alberto Núñez Feijóo anunció públicamente durante el debate del estado de la Autonomía que la Consellería de Economía e Industria cancelaba el proyecto minero en Corcoesto, debido a la falta de garantías "financieras y técnicas" del mismo.

La Xunta había demandado a la empresa unas condiciones de solvencia financiera del 25% de la inversión en fondos propios -en torno a 30 millones de euros- muy superiores a las planteadas inicialmente, para un proyecto que supondría una inversión superior a los 110 millones y posibilitaría la creación de 270 puestos de trabajo directos.

Desde la Oficina do Valedor do Pobo se confirmó pocos días más tarde del anuncio de Feijóo que tras conocer a través de manifestaciones en sede parlamentaria el rechazo del proyecto, no era preciso seguir con las investigaciones.

Esta institución señaló que "dado el rechazo global del proyecto, éste tiene como consecuencia que decaigan todos los actos de trámite del mismo, entre ellos la evaluación ambiental".

Aun así, el director xeral de Minas, Ángel Bernardo Tahoces, ha sostenido en público en reiteradas ocasiones que la aprobación de la declaración de impacto ambiental tiene validez durante cinco años de acuerdo a la legislación vigente.

La plataforma asegura que pese a la pretendida "cancelación" del proyecto, hasta ahora no se ha hecho público por escrito este hecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook