24 de febrero de 2014
24.02.2014

Anova decide aliarse con IU para las europeas y evidencia su fractura interna

La opción avalada por Beiras se impone a aliarse con otros nacionalistas, que defendía el sector oficialista - Noriega suena como candidato de consenso con la fuerza de Cayo Lara

24.02.2014 | 01:32
Una militante de Anova vota en el local de esta organización en Santiago, ayer por la tarde. / óscar corral

El resultado supone un balón de oxígeno a AGE, tocada de haber perdido la consulta

La militancia de Anova decidió ayer reeditar en los comicios europeos de mayo la alianza con Izquierda Unida que tanto éxito le reportó en las autonómicas de 2012 bajo la marca de AGE y evidenció la fractura interna existente en la formación, que amenaza con provocar su implosión, entre los partidarios de una cultura cercana a la Syriza griega, que capitalice el malestar en la calle y no preste tanta atención a la ortodoxia de los partidos, y la mayoría de la cúpula, exBNG, que prefería no atarse a IU y mantener su independencia para explorar alianzas en función de la coyuntura.

La opción de pactar con IU se impuso con 380 votos (48%) frente a los 369 (46,6%) de ir de la mano con Bildu, las CUP o la plataforma Podemos, por 37 que optaban directamente por no concurrir a los comicios. Participó el 76% de los 1.029 militantes y en la ciudad de Vigo la opción de IU se impuso con mayor claridad que a nivel autonómico con 58 votos frente a 41.

La decisión de las bases ahonda la grieta interna de Anova, aunque da la victoria casi de foto finish a la opción defendida por su totémico líder. Xosé Manuel Beiras se situó el viernes precisamente del lado de IU, alegando razones estratégicas y que esta le garantiza un escaño en el Parlamento comunitario y la cabeza de lista en Galicia. Su toma de posición, sin embargo, tampoco generó un vuelco masivo. Si de Moisés se tratase, solo la mitad de su pueblo lo siguió a través del Mar Rojo mientras algunos de sus fieles se quedaron en la orilla.

Beiras sorprendió al posicionarse junto al sector -joven- del alcalde de Teo, Martiño Noriega, dos meses después de que este dimitiese como coordinador precisamente por desavenencias con el sector oficialista, que defendía sondear otras alianzas con nacionalismos como el de Bildu o las CUP, en sintonía estas con la heterodoxia de Anova. Este sector es el derrotado del referéndum y en él se incluyen algunos de los colaboradores más próximos a Beiras, como Mario López Rico y Luís Eyré, escuderos y fontaneros del aparato desde la fundación del BNG. Tras 30 años juntos de juego de tronos con la UPG en la organización frentista y de haber abandonado de la mano esta, la gestión del éxito de Anova los ha situado en trincheras diferentes.

La gestión de esta decisión marcará ahora el futuro de Anova, que ayer vivió un 23-F determinante en el futuro de una formación que en menos de año y medio ha vivido el éxito y la tensión derivada de la sustitución del diputado David Fernández Calviño, que abandonó el Parlamento para mudarse a Dinamarca. Beiras bendijo la llegada de Carmen Iglesias en contra de IU, que la expulsó, pero esta replicó inaugurando el grupo mixto.

Borges escribió un cuento titulado El jardín de los senderos que se bifurcan, en el que explicaba que cada decisión que tomamos abre nuevos caminos e incógnitas y deja atrás posibles escenarios que nos hubieran cambiado la vida de haber tomado otro rumbo. No existe el "¿y si?". Anova ya no se centrará ahora en qué hubiese sucedido si hubiese elegido a Bildu -aunque hubiese sido necesario otro referéndum para elegir socios-, sino en quién será su rostro en Europa, pues, según aseguró Beiras, IU garantiza un asiento en la Eurocámara, cuya sede se divide entre Bruselas y Estrasburgo.

Martiño Noriega, que mantiene excelentes relaciones con IU, resulta el nombre que más nombran en Anova como candidato de consenso con la formación federal, después de que la coordinadora de Esquerda Unida-Izquierda Unida, Yolanda Díaz, sorprendiese hace días sondeando al propio Beiras para el puesto, consciente del peso de su figura. Su salida, además, situaría todos los focos de AGE, la alianza de ambos bandos en la Cámara, sobre ella. El veterano dirigente declinó tajantemente el convite.

El alcalde de Teo ha declarado ya que su ciclo en este ayuntamiento del área metropolitana de Santiago ha llegado a su fin y no se presentará a la reelección, alegando además motivos personales. Su nombre goza de prestigio a nivel interno e IU vería con buenos ojos su figura en Europa, pues serviría de puente para asentar los vínculos de ambas plataformas. Otros miembros de Anova deslizan la posibilidad de que pueda ser candidato a la Alcaldía de Santiago, si bien él se mantiene al margen de las especulaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia