21 de octubre de 2014
21.10.2014
La Opinión de A Coruña

La Xunta achaca al "regenerado natural" los eucaliptos surgidos en Monte Pindo tras el fuego y BNG ve "dejadez"

Fernández-Couto dice que "no es cierto" que el 'carballo' enano sólo se dé allí pero que "no hay proceso de sustituir vegetación autóctona"

21.10.2014 | 15:57

El secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, ha asegurado que la aparición de eucaliptos en el Monte Pindo tras el incendio que arrasó casi la totalidad de este enclave natural en septiembre de 2013 se debe al "regenerado natural", y ha negado "abandono" por parte del Gobierno gallego para la recuperación de este espacio.

Así lo ha contestado en respuesta a una pregunta de la diputada del BNG Ana Pontón, quien ha acusado a la Xunta de "dejadez" respecto al Monte Pindo, al tiempo que ha denunciado la "eucaptilización de este espacio". Sobre este extremo, ha expuesto denuncias de vecinos de que "en mucho lugares están actuando empresas sin tener autorización de los propietarios", de forma que en la zona en la que había especímenes autóctonos de 'carballo' enano "se invade por parte del eucalipto sin que haya ningún tipo de actuación por parte de la Xunta".

A este respecto, Fernández-Couto ha garantizado que "no hay ninguna actuación" de "plantaciones directas" de eucaliptos u otras especies, y en estos momentos se hace un seguimiento por parte de Conservación da Natureza sobre la evolución de especies vegetales "para ver dónde es necesario" hacer una repoblación o corrección. Así, considera que "lo lógico es aprovechar el regenerado natural" y se verá qué actuaciones "son necesarias" en el futuro.

Además, ha asegurado que el 'carballo' enano se da con "bastante frecuente" en otros lugares la zona, así como en partes de Portugal. "Hay quien dice que solo está allí, pero eso no es cierto", ha asegurado sobre esta especie. Con todo, ha dejado claro que "no hay ningún interés en que el eucalipto ocupe" el espacio del 'carballo' enano y "no hay proceso de sustituir vegetación autóctona".

En lo tocante a las investigaciones sobre las causas del incendio, ha remarcado que hay "diligencias abiertas por la Guardia Civil por este siniestro", y ha dicho "estar seguro" de que llegarán a "alguna cuestión", ya que por ahora no se han determinado responsables. Junto a esto, Fernández-Couto ha expresado que el incendio en Monte Pindo "era una situación medianamente anunciada" por la condiciones de "viento nordés" y temperatura en ese entorno que da lugar a "una muy alta actividad incendiaria".

"Lo único que hace la Xunta es esperar"

En su turno de réplica, la diputada del Bloque Ana Pontón ha arremetido contra que "la Xunta no investigó ni sabe nada" sobre el incendio de Monte Pindo, en Carnota (A Coruña), y se limita a decir que "la culpa fue del nordés", mientras "no tiene ningún tipo de información".

De hecho, ha acusado al secretario xeral de Medio Rural de que "fue responsable directo de que no actuaran voluntarios" en la zona para paliar las consecuencias, mientras "ahora deja todo a ver cómo se recupera" la naturaleza, en vez de apostar por la protección medioambiental. "Lo único que hace es esperar", se ha quejado sobre la actitud de la Xunta.

Tras reprochar que no se otorgue al Monte Pindo la condición de parque natural para una mayor protección, ha censurado que "la Xunta de Galicia no ve el eucalipto" y no actúan cuando el 'carballo enano' "está siendo invadido". Todo ello, según ha dicho, porque al Gobierno gallego le importan más "los intereses de una pastera" que de los ciudadanos.

Nueve ayuntamientos lucenses sin brigadas

En otro orden de cosas, en esta comisión el diputado popular José Manuel Balseiro ha preguntado por cuántos ayuntamientos lucenses no han suscrito convenios de colaboración con la Xunta para la puesta en marcha de brigadas forestales.

En respuesta, también Tomás Fernández-Couto ha informado de que 59 de los 67 municipios lucenses mostraron interés por tener brigadas. De los ochos restantes, "no hubo contestación" de dos (Rábade y Valadouro), mientras que seis renunciaron a la posibilidad de tener brigadas municipales (A Pontenova, Ribadeo, Monforte, Pol, Becerreá y Castroverde), aunque "no constan razones" del por qué.

Finalmente, 58 ayuntamientos firmaron convenios en Lugo, ya que, aunque el ayuntamiento de O Incio mostró interés inicialmente, "renunció por problemas presupuestarios".

Al respecto, Balseiro ha criticado la actitud "irresponsable" de alcaldes socialistas y del BNG que, aunque sean "una minoría", "renuncian" a un servicio de prevención de fuegos y de generar oportunidades de trabajo, en lo que identifica como "temerario"

15.000 jabalíes abatidos

Finalmente, la directora xeral de Conservación da Natureza, Verónica Tellado, ha señalado que en la última campaña de caza se abatieron a 15.043 jabalíes, una cifra que duplica a los casi 7.500 que se cazaron en la temporada 2007-2008, con lo que cree que supone "aliviar el problema en algunas áreas" afectadas por las pérdidas que producen los ataques de fauna salvaje.

De ello informado Tellado en respuesta a una pregunta del diputado socialista Pablo García, quien se ha quejado de que la Xunta "decidió que no había que indemnizar a ganaderos por ataques de fauna", ya que la partida para paliar este problema pasó de "900.000 euros" a la llegada del Alberto Núñez Feijó al Gobierno gallego a "106.000 euros" actuales, lo que deja unos 70 euros por animal, pagados "con dos años de retraso" y en los "van a pagar igual por una oveja que por una vaca". Por este motivo, ha pedido que "los ganaderos no sean los paganinis" de esta carga.

En su toma de la palabra, Verónica Tellado --que ha intervenido en la comisión con gafas de sol, según ha explicado debido a un problema de visión producido esta mañana-- ha defendido que para paliar daños de fauna salvaje se han destinado 1,7 millones en ayudas entre 2009 y 2014, y ha explicado que sobre las daños de lobos "se paga con retraso", pero "se paga siempre".

Asimismo, ha defendido medidas para intensificar el control sobre determinadas poblaciones para que no supongan problema para economías rurales, mientras se trabaja en la mejora de gestión de tecores, protección a cultivos y pastos, así como en el desarrollo de seguros agrarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook