14 de diciembre de 2014
14.12.2014

Sacristán quiere abrir la puerta a la "unidad" del partido con una ejecutiva "renovada"

El líder del PSdeG coruñés no logra la integración porque el equipo que lo acompañará en su mandato consigue el respaldo del 62% de los asistentes al congreso provincial

14.12.2014 | 01:26
Julio Sacristán, ayer, en el congreso extraordinario del partido. l. o.

Llamadas a la unidad de forma reiterada y la necesidad de hacer partido en lugar de centrarse en las disputas internas marcaron el discurso del nuevo secretario xeral del PSdeG en la provincia de A Coruña, Julio Sacristán, en el congreso extraordinario celebrado ayer en el que se aprobó la ejecutiva que lo acompañará en el reto de "conquistar las próximas municipales". El también alcalde de Culleredo quiere contar con un partido unido donde haya "un clima de diálogo, respeto y confianza" y que pueda ser "el motor del cambio político".

Más de 200 delegados y dirigentes del partido asistieron a un congreso del que salió la nueva ejecutiva aprobada con el 62% de los votos. Sacristán pretendía acudir a esta cita con una lista de "integración" pero el resultado de las votaciones evidenció que aún no están todas las heridas sanadas.

El nuevo líder de los socialistas coruñeses no logró integrar al que fue su rival en las urnas el pasado 30 de noviembre en las elecciones primarias. El alcalde de Oroso, Manuel Mirás, ya había anunciado tras su derrota que no formaría parte de la ejecutiva actual aunque estaría a su disposición para lo que necesitase. Entonces también atribuyó su derrota al apoyo que le había concedido a Sacristán el alcalde de Ares, Julio Iglesias, que no había conseguido los avales suficientes para presentarse al proceso de primarias. Tanto los contactos de Sacristán con Mirás como el acuerdo con Iglesias no llegaron a buen puerto. Fuentes socialistas apuntan que el motivo es el nombramiento de Emilio Vázquez como vicesecretario xeral en la nueva ejecutiva -ya estuvo en la anterior con Francisco Caamaño como secretario de Organización-, a quien culpan de la "fractura" del partido en la provincia coruñesa.

El propio Julio Sacristán admitió que en esta nueva etapa le esperan "retos y dificultades" pero la afronta con "ilusión y optimismo". El regidor de Culleredo, primer secretario provincial de España elegido por la militancia, abogó por la participación en la formación "sin exclusiones" y defendió su "nuevo estilo de hacer política" que se caracteriza por estar abierto a todas las propuestas e ideas que lleguen desde las bases. "Espero y deseo que ésta sea la casa de todos y todas", insistió Sacristán en su intervención.

En este mandato le acompañarán 30 personas que, en palabras del nuevo secretario xeral, integran una ejecutiva "renovada" con "muchos compañeros jóvenes que intentarán dar un espaldarazo al partido en la provincia con su trabajo".

En este equipo aparece solo una integrante de la agrupación socialista en la ciudad de A Coruña -Eva Martínez Acón en la Secretaría de Dereitos e Liberdades- , otro del PSOE de Ferrol -Julián Reina como secretario de Formación- y dos de Santiago -Cristina Pedreira al frente de la Secretaría de Medio Rural y María Pereira como secretaria executiva-. Pero una de las apuestas de Julio Sacristán en su nueva etapa al frente del PSOE coruñés es precisamente apoyar a las agrupaciones "más pequeñas" con recursos más limitados y aprovechar la militancia "activa, responsable, comprometida y participativa" con la que cuenta el partido. En este sentido, destacó la incorporación de una nueva secretaría de atención al militante, que estará dirigida por Diego Taibo, portavoz del Gobierno local de Culleredo y secretario xeral de la agrupación socialista en el municipio, que ya estuvo en la anterior ejecutiva con Francisco Caamaño al frente de la Secretaría de Facenda.

Además de Taibo, repiten en esta ejecutiva una decena de personas que suponen un 30% del total: Emilio Vázquez, Antonio Álvarez Cisneros, Begoña Rodríguez (Cerceda) Verónica Gómez (Ordes), Julián Reina (Ferrol), Miguel Anxo Otero (Vedra), Andrés Teijo (coordinador de Xuventudes Socialistas en A Coruña), José Mato Pet (Ponteceso), y la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez.

El regidor de A Capela, Manuel Meizoso, y el de Noia, Rafael García, son junto con Julio Sacristán y Alejandra Pérez los únicos que además de pertenecer a la ejecutiva provincial son alcaldes de un municipio. La lista la completan Bernardo Fernández (Pontedeume) como secretario de Organización, Carmen Naya (Culleredo), María Barral (Betanzos), Juan Vicente Penabad (Ortigueira), Ana Pena (As Pontes), Uxía Lemus (Teo), Encarna Liñeiro (Camariñas), Raquel Bolaño (Sada), Aurelio Garea (Frades), Paula Mouzo (Vimianzo), Herminio Carballo (Mazaricos), Juan José Naya y Santiago Manuel Toba. También estaba en la lista Martín Bellón como secretario de LGTBI, pero no ocupará el cargo por "motivos laborales" que le obligan a no permanecer en la comunidad.

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, asistió ayer al congreso para apoyar a Sacristán, aunque consciente de que pueda haber alguna discrepancia. Pero el alcalde de Culleredo mostró de nuevo su convicción en la unión. "Me comprometo a no usar la estructura provincial contra nadie, sino a favor de todos", destacó.

El acto de ayer fue también la despedida de Caamaño, que arrancó los aplausos y puso en pie a muchos de los asistentes y anunció que seguirá trabajando porque "la política sí importa". El exministro de Justicia se vio obligado a convocar primarias tras las discrepancias con la dirección autonómica y en concreto con la secretaria de Organización, Pilar Cancela, quien también aseguró que "nada debilita más a un partido" que la división interna. Besteiro también hizo referencia a la anterior gestión al asegurar que en el PSdeG "nunca sobró nadie y nadie se puede considerar imprescindible". Caamaño dijo que de esto tenía "poco que decir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook