La Xunta destinará 2,6 millones de euros para fomentar la plantación de castaños dedicados a la producción de fruto y en los próximos ejercicios económicos la intención del Gobierno gallego es incluso incrementar esa cifra. La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, visitó ayer una plantación de castaños en el municipio lucense de Folgoso do Courel, donde también recordó que Galicia es "puntera a nivel estatal" en la producción de castaña, con más de 20.000 toneladas en la última campaña. Vázquez también avanzó que su departamento trabaja en la puesta en marcha de la Mesa da Castaña, que actuará como "órgano responsable para el fomento, la promoción y la mejora de un producto forestal tan significativo y representativo de" Galicia. De ese foro formarán parte productores, operadores comerciales, almacenistas, industrias de procesado y propietarios de viveros, además de representantes de la Administración.

La castaña gallega ha sido distinguida con la Indicación Xeográfica Protexida desde 2009 y la producción amparada por este sello de calidad se ha disparado en los últimos años, al pasar de 5,6 toneladas en 2010 a 223,7 toneladas en 2015. La producción de castaña en Galicia ha generado una facturación anual superior a los 70 millones de euros y el sector genera unos 500 puestos de trabajo directos y 800 indirectos.