La designación de los delegados territoriales de la Xunta y el director de gabinete de Presidencia provocará cinco sustituciones en las filas del grupo parlamentario del PP. A Coruña y Lugo acaparan las novedades en cuanto a la estructura territorial, en la que repetirán Ignacio López-Chaves como delegado en Vigo; José Manuel Cores Tourís, en Pontevedra; y Marisol Díaz Mouteira, en Ourense. En A Coruña asume el puesto el actual alcalde de Boqueixón y exdirector xeral de Xuventude, Ovidio Rodeiro, que debuta en una responsabilidad a la que regresó el año pasado Diego Calvo, presidente provincial del PP y ahora vicepresidente del Parlamento gallego.

En Lugo se estrenará José Manuel Balseiro, próximo a la líder de la formación popular en la provincia, Elena Candia. Ésta derrotó en la pugna por la dirección del partido a la anterior delegada de la Xunta, Raquel Arias, que ejerce ahora de secretaria en la Mesa del Parlamento, precisamente órgano en que trabajó Balseiro durante los últimos años.

Rodeiro es el único sin asiento en la Cámara autonómica. Balseiro, López-Chaves, Cores Tourís y Díaz Mouteira, elegidos parlamentarios tras las elecciones del 25-S, tendrán que dejar su acta en O Hórreo. También lo hará Álvaro Pérez López, a quien Feijóo ha definido como uno de sus más "estrechos colaboradores", antes de ratificar que seguirá siendo el director xeral del Gabinete de Presidencia una legislatura más.

Los sustitutos serán, en principio, Silvestre Balseiros y José Alberto Pazos Couñago, en el caso de Pontevedra; aunque el primero también podría relevar a Irene Garrido en el Congreso y el segundo, repetir como alto cargo de la Xunta, por lo que la lista seguirá avanzando. Por Lugo, entrará Daniel Vega y Antonio Mouriño, por Ourense. En A Coruña entrará María Ángeles Antón en sustitución de Álvaro Pérez López.