Si bien en el caso del eucalipto la Consellería do Medio Rural trata de conciliar los intereses del sector maderero al tiempo que pone coto a la propagación de esta especie por el territorio, con las acacias no caben medias tintas. El departamento que dirige Ángeles Vázquez prohibirá su plantación por considerar que son una especie "colonizadora de carácter invasor".

Según explican desde la Consellería do Medio Rural, la acacia "empieza a tener una presencia importante" en Galicia y alcanza ya las 1.780 hectáreas, concentradas principalmente en la comarca ourensana del Ribeiro y el Arenteiro. Tampoco se permitirá plantar robinias, también llamadas falsas acacias.

En el nuevo decreto que ultima la Xunta para regular la plantación de eucaliptos y prohibir las acacias, se incluye además la creación de un registro de masas frondosas autóctonas. Según los datos del último Inventario Forestal Nacional, en Galicia hay más de 415.000 hectáreas de masas de frondosas puras o mezcladas, principalmente compuestas por castaños, robles y abedules. Para Medio Rural es prioritario "salvaguardar" estos bosques y "conservar su acervo genético y la alta biodiversidad que albergan". Según establece el borrador de decreto que prepara la Xunta, las masas de frondosas autóctonas tendrán prioridad en la concesión de ayudas públicas, especialmente para que se doten de un instrumento de ordenación o gestión forestal.