Diez cepas con clones de albariño mejorados genéticamente para tener mayor potencial productivo y uvas de más calidad en lo que respecta a la acidez y el grado alcohólico. Es lo que ha logrado la Estación de Viticultura y Enoloxía de Galicia (Evega) -organismo dependiente de la Consellería de Medio Rural- tras un trabajo de casi veinte años. Su centro asociado en Ribadumia (Pontevedra) comenzó a trabajar con este objetivo al detectar que un porcentaje elevado de las plantas analizadas tenían producciones muy bajas y que, en algunas zonas era difícil alcanzar las maduraciones deseadas.

Por eso en 1990 comenzó un largo proceso de selección de 112 cepas de albariño que llegaría hasta el año 2000, analizando sus características para elegir únicamente las mejores plantas. Así, se escogieron 34 clones de cepas. Todos los ejemplares se plantaron en la Evega para seguir trabajando con ellos.

Ya bajo las mismas condiciones agronómicas, se fueron seleccionado durante seis vendimas aquellos clones que presentaban mejores resultados, bien porque producían más que la media o porque el grado de alcohol que presentaban era superior con una acidez inferior.

Y los resultados fueron sorprendentes, ya que hubo grandes diferencias entre plantas que recibían el mismo tratamiento. Los investigadores de este centro seleccionaron solo diez clones que cumplen los objetivos iniciales: cepas de albariño con mayor potencial productivo, mayor grado alcohólico y menos acidez.

Una vez se disponen ya de estos clones, el objetivo último será su comercialización entre los viticultores para que puedan beneficiarse de los citados adelantos. Para eso la Evega aún trabaja con los pies madres, antes de remitirlos a los viveiros comercializadores. A día de hoy, estos datos se encuentran insertados dentro del programa de selección clonal de la Evega.

El Evega se inauguró en julio de 1997, por lo que este año es su 20 aniversario. El centro desarrolla labores de asesoramento, orientación y ensayo especializados dirigidos a particulares y profesionales del sector. Los trabajos de experimentación permiten desarrollar nuevas tecnologías y procesos, como sucedió con este estudio.