El sector y la Consellería do mar llegaron ayer a un acuerdo para establecer la próxima veda del centollo en las tres provincias gallegas con salida al mar. A Coruña, al igual que Pontevedra, no podrá capturar la especie entre el 17 de junio y el 12 de noviembre, unas fechas similares a las del año pasado, cuando la veda duró 15 días menos al establecerse entre el 2 de julio y el 13 de noviembre. La prohibición para Lugo comienza el 1 de julio y está previsto que termine el 2 de diciembre.