El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha citado para el próximo lunes 12 de febrero a los presidentes autonómicos y regionales para abordar la financiación autonómica. Este encuentro se produce tras la polvareda levantada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien la semana pasada abrió la puerta a perdonar la deuda a comunidades que hayan estado infrafinanciadas por el actual modelo autonómico y que beneficiaría sobre todo a Cataluña o la Comunidad Valenciana.

Desde Galicia, la Xunta ya ha advertido de que "no tolerará quedar peor" que autonomías que no fueron responsables con sus cuentas. Pero otras comunidades del PP como Canarias o Castilla y León también cuestionaron la medida. La Xunta ha dejado claro que Galicia tiene sus cuentas saneadas y que no permitirá que se premie con una quita a las comunidades más endeudadas. Y la misma postura adoptaron tanto la Fegamp como el presidente de la Federación Española de Municipios e Provincias (FEMP), Abel Caballero.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ya ha confirmado que acudirá al almuerzo, si bien fuentes del Ejecutivo autonómico eluden avanzar si trasladará su malestar ante una posible quita porque, alegan, desconocen todavía el orden del día de la reunión.

Según fuentes populares, este encuentro servirá para fijar "la agenda política" para los próximos meses y se hará "un repaso de todo". Pero uno de los temas centrales será el modelo de financiación autonómica. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defiende que es "bueno" que los presidentes del PP "pongan sus opiniones encima de la mesa" en relación a este asunto. De la misma manera, apuntó que se pedirá a los barones populares que fijen su posición respecto a la comisión territorial creada para modernizar el Estado de las Autonomías en el Congreso.

Al encuentro en Génova, asistirán también la secretaria general, ministra de Defensa y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, y los demás vicesecretarios del PP: Pablo Casado, Andrea Levy, Javier Maroto y Javier Arenas. Además, está prevista la asistencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La negociación del nuevo modelo de financiación se está retrasando, entre otras razones por el conflicto catalán. Esto se suma a que tampoco se han aprobado todavía los presupuestos del Estado, lo que está bloqueando las entregas a cuenta que deberían haber recibido las comunidades, lo que está generando malestar entre los barones populares. En concreto, Galicia tiene pendiente de cobro más de 320 millones y Feijóo ya advirtió de que si no hay presupuestos pedirá a Hacienda que se los transfiera mediante la aprobación de un decreto.