05 de agosto de 2018
05.08.2018

El termómetro escala a 43,7 grados y el calor se desvanece tras la última alerta de hoy

En la jornada de mañana se prevé un acusado descenso de diez grados en el litoral. En A Coruña las máximas bajarán de los 29 a los 21 grados

05.08.2018 | 01:50
Una joven pasea por la calle mientras el termómetro marca más de 40 grados.

La primera ola de calor del verano se despide hoy de Galicia, donde continúa la alerta naranja en el Miño en Ourense y amarilla en buena parte del interior de la comunidad. Las previsiones apuntan que de nuevo algunos puntos superen los 40 grados y las Rías Baixas rebasen otra vez los 35 o que en A Coruña se alcancen los 29, cinco más que los previstos ayer en la ciudad coruñesa .

La canícula remitirá por tanto a partir de mañana, jornada en la que se esperan máximas en el entono de los 25 grados en todo el litoral, también el de A Coruña y de Lugo, las únicas zonas donde subirá hoy el mercurio al rozar hoy los 30 grados en la práctica totalidad del tercio norte.

La de ayer fue otra jornada sofocante, con temperaturas que alcanzaron su cota máxima de nuevo en la localidad pontevedresa de Arbo con 43,7 grados, donde se superó en dos décimas el récord alcanzado 24 horas antes. Los 40 grados a la sombra se superaron una vez más en el interior de Pontevedra y Ourense, en localidades como Arnoia (42,3), Leiro (42,2), Tui (40,9) o Salceda de Caselas (40,5).

Por otra parte sí bajó ligeramente el mercurio en Ourense a los 40,4 grados y hubo un importante descenso térmico en Ferrol hasta los 27,8. Lugo, con 30,1 grados registró ocho grados menos que la jornada anterior, mientras que Santiago, con 33,2 grados, vio como se reanudaban a primera hora del sábado las visitas al restaurado Pórtico de la Gloria de la Catedral suspendidas durante unas horas en la tarde del viernes debido a los efectos de la ola de calor que dejó temperaturas de 38 grados en la capital gallega.

Por debajo de los 40 grados también cayó Verín, que con 39,5 grados de máxima y 15,3 de mínima fue el lugar donde hubo una mayor oscilación térmica entre el noche y el día, de algo más de 24 grados.

La comunidad padeció ayer la segunda de las tres noches tropicales que dejó el fenómeno meteorológico que ya se pudo calificar "oficialmente" como ola de calor al contabilizar este sábado el tercer día consecutivo de temperaturas extremas y mínimas por encima de los 20 grados.

En el caso de la ciudad coruñesa, el mercurio no baja de los 18 grados desde la madrugada del pasado jueves. y tampoco lo hará esta noche a pesar de que el pronóstico adelanta un cambio de la procedencia del aire de nordeste a noroeste. Éste traerá al litoral gallego mucha más humedad y bajará hasta diez grados las temperaturas máximas mientras que las mínimas se quedarán en valores cercanos a los 20 grados con presencia de nubes bajas y brumas costeras a lo largo del día. En el caso de la ciudad coruñesa, las máximas caerán mañana de los 29 a los 24 grados y el martes volverán a bajar otros tres grados hasta los 21, lo que supone un desplome de las temperaturas de unos ocho grados en menos de 48 horas.

En el resto de la comunidad se esperan cielos poco nublados o despejados. Para el martes hay posibilidad de chubascos aislados en la mitad norte y a medio plazo se prevé que el mercurio comience a recuperarse de forma progresiva. Así, los modelos predicen que el próximo fin de semana volverá a lucir el sol aunque con temperaturas más habituales para estas latitudes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine