04 de septiembre de 2018
04.09.2018
La Opinión de A Coruña

Martiño Noriega acusa a la dirección de En Marea de "enrocarse"

El alcalde de Santiago presiona para que se adelante la renovación de la cúpula

04.09.2018 | 01:19

La distancia se mantiene entre los dos sectores enfrentados en En Marea. El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, impulsó un movimiento de los críticos con la dirección de Luís Villares para reclamar un adelanto del plenario previsto para final de año para distanciar lo máximo posible el proceso interno de las elecciones municipales de mayo y una mayor integración de su bloque. La respuesta fue la de rechazar un cónclave inmediato porque no lo prevén las normas internas, algo que molestó al regidor, que lamentó las "posturas enrocadas" de la coordinadora liderada por Villares.

"No estamos hablando de un marco legal, estamos hablando de política y de un espacio en construcción", justificó el regidor sobre la necesidad de "distanciar los debates del espacio político de convocatorias electorales".

El viernes se reúne el Consello das Mareas, máximo órgano del partido, para fijar la fecha del plenario que previsiblemente tendrá lugar a final de año y al que seguirán primarias para elegir dirección.

La reunión permitirá comprobar si los críticos acuden tras meses sin personarse en este tipo de citas. Noriega quiso desmarcarse. "Supongo que serán todos los colectivos que mantienen el diálogo los que tienen que marcar los tiempos. Os puedo asegurar que quien no los va a marcar es el alcalde de Santiago", declaró ayer a los medios.

La figura del alcalde gana enteros como némesis de Villares y posible aspirante a la Presidencia de la Xunta en 2020, aunque todo está condicionado en su caso por las elecciones municipales de mayo.

Previsiblemente, Noriega revelará a finales de mes si opta a reeditar su mandato en la capital gallega, algo que se da por hecho en la izquierda rupturista, pues su negativa dejaría coja el trío de símbolos de las mareas, con A Coruña y Ferrol. En caso de mantener el bastón de mando, muchas voces lo señalan como aspirante a competir con Villares por ser candidato autonómico, paso complicado, pues implicaría dejar el consistorio, si bien ya tomó esa decisión en Teo, aunque tras años con el bastón de mando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook