05 de septiembre de 2018
05.09.2018
La Opinión de A Coruña

Las infracciones y delitos contra el medio ambiente repuntan un 21%, hasta 525 al mes

El Seprona destapó entre enero y junio más de 3.100 ataques a la flora y a la fauna - A Coruña concentra la mitad de los delitos y Pontevedra, un tercio de las faltas

05.09.2018 | 01:50
Un agente del Seprona recaba pistas en un monte tras un incendio.

Son los aliados de la naturaleza. Peinan cada enclave natural de la comunidad, velan por la protección del medio ambiente y del patrimonio histórico y persiguen a quienes se saltan cualquier normativa relacionada con la flora y la fauna. Incendios forestales, residuos, vertidos, sanidad animal, maltrato de animales domésticos, caza, pesca, recursos naturales, urbanismo, patrimonio histórico... Son las faltas y los delitos más comunes que destapan a diario los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Galicia. Solo en el primer semestre de este año, este grupo centrado en la vigilancia del monte y la naturaleza abrió más de 3.100 investigaciones en la comunidad -3.099 infracciones administrativas y 52 delitos-, lo que se traduce en una media de 525 cada mes y que suponen un 21% más que las pesquisas llevadas a cabo hace un año.

Nueve de cada diez expedientes sancionadores abiertos por el Seprona en Galicia son por infracciones en materia de sanidad y medio ambiente. El resto se reparten entre denuncias de transporte, comunicaciones y seguridad vial, contrabando, seguridad ciudadana, extranjería o en materia financiera. En el caso de las infracciones penales, los casos relacionados con la ordenación del territorio y la protección del patrimonio histórico y del medio ambiente suponen casi la mitad de los destapados por la Guardia Civil.

Aunque son unos 150 los agentes especializados en la protección de la naturaleza en Galicia, la vigilancia del medio ambiente es tarea compartida de los 5.000 guardia civiles de las distintas unidades repartidas por toda la comunidad. Cada provincia cuenta con un equipo de investigación especializado para ocuparse de las incidencias medioambientales más graves -en Pontevedra, hay dos-, una oficina técnica y varias patrullas, cuyo número oscila entre cinco y diez según el área de control que se reparten los distintos grupos. En los meses de verano, los incendios forestales concentran la mayoría de las intervenciones del Seprona.

Las provincias de A Coruña y Pontevedra están marcadas en rojo en el mapa de investigaciones medioambientales. En el caso de los delitos, A Coruña encabeza el ranking autonómico con un total de 26 de los 52 detectados durante los primeros seis meses del año en Galicia. En Ourense se registraron 11, en Pontevedra 8 y, finalmente, en Lugo 7, según el balance facilitado por la Guardia Civil. Estos datos se traducen en una media de casi 9 infracciones penales cada mes en la comunidad, frente a los casi 12 de media del año pasado -un total de 138 en todo 2017, que suponen casi un 20% más que los 116 registrados el ejercicio anterior-. O lo que es lo mismo, los delitos contra el medio ambiente en lo que va de año en Galicia aumentaron un 25% respecto a la media mensual de 2017.

En cuanto a las infracciones administrativas contabilizadas en los primeros seis meses del año, las 3.099 se traducen en una media diaria de 17,2 frente a los 14 del ejercicio anterior -entonces fueron un total de 5.067 en todo el año-. Así, la tendencia en faltas también se mantiene al alza, con un aumento del 22,2% respecto a la media registrada en 2017. En el caso de los expedientes sancionares abiertos vía administrativa durante el primer semestre, la provincia de Pontevedra copa el grueso: 1.013 (casi un tercio del total). Le siguen en la tabla A Coruña (736), Lugo (710) y en el último puesto Ourense (640).

Ya en 2017 tanto las faltas como los delitos contra el medio ambiente detectados por los agentes del Seprona en Galicia habían experimentado un repunte. En el caso de las infracciones administrativas el aumento fue del 4% -al pasar de las 4.870 investigaciones abiertas en 2016 a las más de 5.000 del año pasado-. Mientras que los delitos entonces se incrementaron casi un 20%, con 138 casos destapados en 2017 frente a los 116 del ejercicio anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook