El portavoz del grupo parlamentario socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, ve al Ejecutivo gallego "paralizado" y le reprocha que carezca de "proyecto" y de "visión" para Galicia. "No hay un objetivo al que dirigir estratégicamente la acción del Gobierno", denunciaba ayer en su intervención en el debate sobre el estado de autonomía, hasta el punto de comparar esa "parálisis" con un estado de "narcolepsia", una "somnolencia incontrolable", explicó, que "solo desaparece cuando están en la oposición, como ahora en relación al Gobierno de España". Frente a ello, opuso que una "Galicia resistente, con capacidad de superación, es la que está sacando poco a poco la cabeza del pozo", la que nos hace "avanzar".

"Creemos que no tienen un proyecto para este país. Tienen un proyecto que busca sobre todo permanecer en el poder", reiteró Fernández Leiceaga, quien incidió en que si se echa la vista atrás, al último año, el Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo "fue como un surfista, que se limitó a aprovechar la cinética de las ondas para mantenerse en el poder". "El único proyecto político serio de Alberto Núñez Feijóo se define muy bien: se llama Alberto Núñez Feijóo", proclamó en su discurso, en el que no solo se refirió al último año, sino a la última década con Feijóo a las riendas que considera "perdida" y que lleva "a menos" a Galicia.

Así, por ejemplo, aludió a que en demografía, "Galicia sigue yendo a menos". En ese aspecto, recordó a Feijóo que ostenta "el triste privilegio de tener el récord de menor número de nacimientos en Galicia en la serie histórica". A su juicio, medidas como la Tarxeta Benvida no tienen efectos sobre la natalidad, como demuetran las cifras, sino que se requiere "empleo suficiente y de calidad, servicios públicos y estrategias de conciliación". Para Fernández Leiceaga, Feijóo está, en esta materia, "aprobado en retórica, pero suspenso en resultados". "Reconoció que va mal, sí", en alusión a que el mandatario incluyó la demografía entre los deberes pendientes, "pero no nos dijo qué piensa hacer para remediarlo", señaló. Feijóo le reprochó hacer "demagogia" con el tema.

A un "marketing sin resultados" se refirió el diputado socialista en otros aspectos, como cuando reprobó al Gobierno gallego cómo se triplicaron los usuarios que consideran que las listas de espera empeoraron. "Esto no se refleja en sus estadísticas, porque ustedes hacen una buena gestión de las estadísticas, pero gestionan mucho peor las listas de espera", lamentó. "La realidad del sistema sanitario está en las salas de espera", recalcó.

Asimismo, Galicia "sobrevivió a la crisis", admitió Fernández Leiceaga, pero se preguntó cuál fue el papel de la Xunta en ello. Así, alegó que "la modernización de Galicia depende del esfuerzo de los empresarios que arriesgan", del "esfuerzo y talento de los investigadores", de los jóvenes "que sacan adelante sus estudios a veces en condiciones difíciles y luego se lanzan a la selva del mercado laboral" o de los trabajadores. "Desde la política", a su juicio, se debería "colaborar con ese esfuerzo". "Y su gobierno", dirigiéndose a Feijóo, "está ayudando mucho menos de lo que debería porque tiene demasiada inercia y propaganda y puesto demasiado la cabeza en las próximas elecciones".

Además, Fernández Leiceaga cuestionó que "en I+D+i nos quedamos atrás", "en formación llegamos tarde", "en infraestructuras simplemente tiró la toalla". "En política industrial, en innovación, en formación, en infraestructuras... no llega al aprobado", recriminó. También indicó que "Galicia no es buen lugar para invertir", lo que puso en cuestión Feijóo en su turno de respuesta al desgranar una retahíla de empresas que sí lo hacen.

En relación a las empresas, y sobre la medida anunciada por Núñez Feijóo de promover la conciliación en el sector privado, le instó a romper el techo de cristal en la propia Administración para ser "más creíble", dado que en los consejos de administración de sociedades y entes autonómicos, alegó, "hay dos hombres por cada mujer".

"Ninguna transferencia, retrasos, recortes y excusas en infraestructuras y nada en financiación", sintetizó el socialista, quien recordó que Feijóo, en diez años, gestionó dos veces el PIB anual de Galicia, "para bien y para mal". "Usted presume", dijo, "de haber impedido que Galicia quebrase y ese pasa por ser un gran logro de su gobierno", pero "no lo hizo ninguna comunidad".

A este reproche le respondió el mandatario en su intervención indicando la posibilidad de que esas comunidades "no quebraron" porque se "rescataron" con el dinero de todos. Sobre qué hicieron en el gobierno durante estos años, Feijóo respondió: "Converger con España". "Ese es el resumen, señor Leiceaga", resaltó el mandatario. "Hay que hacer oposición con datos", proclamó Feijóo.