13 de noviembre de 2018
13.11.2018

Podemos sitúa candidatos en las primarias para controlar el partido en las ciudades

A Coruña, Ferrol, Lugo, Ourense y Pontevedra cierran listas de consenso con afines a Gómez-Reino nSantiago negociaba otro pacto - En Vigo se preveía un combate a dos

13.11.2018 | 01:06
José María García Buitrón, candidato a liderar Podemos en A Coruña.

Podemos se reorganiza en Galicia para tratar de asentar su marca dentro del espacio de confluencia y ganar visibilidad, tras no participar como organización en las municipales de 2015 ni en las autonómicas de 2016, en las que se diluyó en En Marea. Tras la llegada a la Secretaría Xeral del diputado Antón Gómez-Reino, el partido celebrará primarias para elegir líderes municipales en las siete ciudades y en las localidades de Ames, Sarria, Sanxenxo y Gondomar y la dirección actual ya ha movido ficha para situar candidatos en los procesos y así controlar el partido ante un período de agitación debido a las elecciones locales del mes de mayo.

Al menos en seis urbes, competirán cargos de la cúpula de Podemos o afines a ella encabezando candidaturas "de consenso" en unos procesos orgánicos que cerraron el plazo de preinscripción de aspirantes la pasada medianoche. La votación de las bases tendrá lugar entre los días 20 y 25 y los resultados se conocerán el 27.

El objetivo de la dirección de Gómez-Reino es cerrar filas y evitar en lo posible enfrentamientos que muestren poder de los afines a la anterior dirección de Carmen Santos y a Carolina Bescansa, que perdió las primarias por el timón del partido el mes pasado.

Al cierre de esta edición había logrado ese objetivo en A Coruña, Ferrol, Lugo, Ourense y Pontevedra y continuaban las negociaciones en Santiago, si bien estos movimientos no excluían la aparición de otras candidaturas por sorpresa antes del fin del plazo. En principio, estas tendrían pocas opciones ante proyectos que incorporan más sensibilidades. De hecho, desde el sector de la dirección anterior se descartaba introducir en este proceso un intento de mantener posiciones como oposición interna a Gómez-Reino, según fuentes del partido.

Los aspirantes a responsables locales "de consenso" confirmados eran José María García Bruitón en A Coruña; Borja San Román, adjunto a Gómez-Reino, en Ferrol; el portavoz del partido en Lugo y miembro de la ejecutiva, José Porto; Víctor Ferreiro en Ourense; y José Ramón Otero en Pontevedra.

En Santiago las negociaciones para establecer una candidatura afín a la dirección que integrase a los sectores críticos continuaban al cerrar esta edición, si bien se manejaban como opciones la diputada de En Marea Luca Chao, miembro de la ejecutiva gallega, y David Domenech, que ya fue secretario de Organización de la formación morada en la capital gallega cuando Podemos y Compostela Aberta rompieron relaciones hace dos años, si bien los puentes parecen tenderse de nuevo.

Sin embargo, en Vigo la situación no estaba clara. Fuentes del partido confirmaban la candidatura de Xaquín Pastoriza al liderazgo del que fue el círculo con más inscritos del partido, pero que quedó descabezado por diversos problemas internos. También había anunciado su intención de competir en las primarias Pablo Orge, miembro de la Comisión de Garantías de la anterior dirección.

En el resto de municipios, se preveían listas únicas en Gondomar, Sanxenxo y Sarria encabezadas por Manuel Lado, María José Rodríguez y Paula de Santiago, respectivamente. Por contra, en Ames, concello limítrofe con Santiago, habían solicitado participar en las primarias Manuel Pardo y Eusebio Ónega, miembro este último exsecretario local en el concello y condenado por amenazar a dos compañeros del partido durante una reunión.

La elección de líderes municipales de Podemos es un paso más en el intento de implantarse en la comunidad y su importancia estriba en que deberán afrontar las negociaciones con las mareas para participar en las elecciones de mayo, pues sobre el papel cada agrupación posee autonomía.

El mandato de las bases pasa por sellar coaliciones que garanticen la autonomía de Podemos en las candidaturas y la visibilidad de su marca, salvo en casos donde existan "marcas consolidadas", como A Coruña, Santiago o Ferrol, donde este espacio político se juega mantener el poder. Sin embargo, esa opción se antoja improbable en lugares como Pontevedra. Además, las mareas ya tienen candidatos a las alcaldías en las ciudades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook