13 de noviembre de 2018
13.11.2018
La Opinión de A Coruña

Tráfico eleva de tres a seis puntos del carné la sanción por usar el móvil al volante

La DGT equipara esta infracción al consumo de alcohol o drogas - Las distracciones suponen 30 denuncias al día en las vías gallegas

13.11.2018 | 01:06
Tráfico eleva de tres a seis puntos del carné la sanción por usar el móvil al volante

Tráfico ya había anunciado que iba a castigar duramente el uso del móvil en la conducción. El borrador de la nueva ley de Tráfico estipula que esta peligrosa práctica sea castigada con la retirada de seis puntos del carné de conducir. Hasta ahora, se detraían tres. De esta forma, se equipara el uso del móvil al consumo de alcohol o drogas al volante. El motivo no es otro que el efecto de las distracciones por el móvil, sobre todo por mandar o contestar al WhatsApp o al correo electrónico, que son la primera o segunda causa de accidentes actualmente. La nueva ley de Tráfico entrará en vigor el próximo año. El borrador de este texto legal indica que retirarán seis puntos por "utilizar, sosteniendo o sujetando con la mano, dispositivos de telefonía móvil conduciendo, conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil en condiciones distintas a la anterior, conducir utilizando manualmente navegadores o cualquier otro medio o sistema de comunicación".

Este comportamiento supondrá perder los mismos puntos que conducir con drogas, superando la tasa máxima de alcohol, conducir de forma temeraria, circular en sentido contrario, participar en carreras o utilizar mecanismos de detección de radares.

Más del 90% de las infracciones por despistes son por atender llamadas al volante o utilizar el WhatsApp. Y desde hace ya dos años son la primera causa de la accidentalidad mortal con el 36% de los siniestros ocurridos en la red viaria de la comunidad, por delante del alcohol y la velocidad. Una media de 30 automovilistas son multados cada día en las carreteras gallegas por utilizar el teléfono mientras conducen, por lo que se convierte en el cuarta infracción que acumula más denuncias con retirada de puntos, por detrás de la velocidad, no llevar el cinturón de seguridad y el consumo de alcohol.

La reforma se centra también en el aumento en el número de puntos que se recuperan tras la superación de los cursos de sensibilización y reeducación vial, ya que se busca "compensar aspectos que aumentan la presión punitiva" con "medidas que recompensan a los que interiorizan una conducción segura". Con los cursos de reeducación se podrán recuperar ocho puntos, seis hasta ahora. Los de reeducación serán de 12 horas y los de recuperación del permiso de 24. Además, los cursos de conducción segura servirán para bonificar al conductor con dos puntos adicionales, pudiendo tener hasta un máximo de 15, con una frecuencia máxima de un curso cada dos años. Y se unifica a dos años el plazo para recuperar el saldo inicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook