17 de noviembre de 2018
17.11.2018
La Opinión de A Coruña

Tráfico intercepta 340 infractores cada día en la red secundaria, la mitad por velocidad

El 90% de los accidentes mortales ocurre en las carreteras convencionales. La provincia de A Coruña concentra el 40% de las infracciones en este tipo de vías. En 2018 han aumentado los siniestros con víctimas

17.11.2018 | 01:12
Patrulla de la Guardia Civil en un control de velocidad en Ourense.

Viajes cortos y por carreteras convencionales. Son los recorridos más nefastos al volante en Galicia, tanto por la confianza que supone para el conductor circular por unas vías que conoce por recorrerlas casi a diario como por la mayor peligrosidad que acarrea una salida de la calzada. Las estadísticas de siniestralidad en Galicia colocan la red viaria como la más peligrosa, con el 90% de los accidentes de tráfico mortales registrados en toda la comunidad. Para tratar de frenar la sangría en el asfalto, en especial en este tipo de vías en las que a partir del próximo mes de enero se reducirá el límite de velocidad de 100 a 90 km/hora, la DGT puso en marcha este mes una campaña de vigilancia. En solo una semana, las patrullas de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia controlaron a más de 66.000 vehículos y detectaron un total de 2.366 infracciones, lo que supone una media de 340 denuncias diarias por pisar más de la cuenta el acelerador, conducir ebrio o tras haber consumido drogas, viajar sin cinturón de seguridad o utilizar el móvil al volante, entre otras.

En lo que va de año, los accidentes en las carreteras gallegas han activado la alerta en Tráfico, ya que de ser una de las comunidades en la que más descendió la mortalidad en los últimos años se ha convertido este 2018 en la que más aumentaron los siniestros con víctimas. Son ya 94 los fallecidos en la red viaria gallega en lo que va de año, un 40,3% más que el mismo periodo de 2017 y casi un 24% más que en todo el año pasado -que se cerró con 76 víctimas mortales-.

Con el objetivo de concienciar sobre una conducción responsable y así atajar las negras estadísticas de siniestralidad viaria, la Dirección General de Tráfico puso en marcha del 5 al 11 de noviembre una campaña de control en las carreteras convencionales, donde se registran nueve de cada diez accidentes de tráfico mortales.

De media, son interceptados cada hora 14 infractores en la red secundaria. La velocidad es la infracción que suma más denuncias, según datos del Sector de Tráfico de Galicia facilitados por la Jefatura Provincial de A Coruña, desde donde se coordinan todos los centros territoriales de la comunidad. El 55% de los expedientes sancionadores abiertos por la Guardia Civil durante el dispositivo especial de vigilancia fueron por pisar más de lo debido el acelerador. En total 1.306 conductores denunciados por sobrepasar los límites de velocidad, lo que se traduce en una media de 186 interceptados cada día.

Le sigue en el ranking de las infracciones más habituales interceptadas en la campaña de comienzos de mes en las carreteras convencionales los positivos por alcoholemia (133 en una semana). Y con una cifra similar, los narcotest que revelan consumo de cocaína, hachís o cannabis, entre otras drogas (114). Llama la atención el elevado número de conductores y pasajeros sorprendidos sin cinturón de seguridad: 93 en una semana. Y por el uso del teléfono móvil al volante, los agentes de la Guardia Civil abrieron en solo siete días expediente sancionador a 63 conductores.

La tasa de sanciones durante la campaña de este mes en la red viaria gallega alcanza el 3,5% -vehículos denunciados sobre el total de controlados-. Pero por encima de la media autonómica se quedan los conductores denunciados en la red secundaria de Pontevedra (4,5%) y A Coruña (4,06%). En el extremo opuesto del mapa de infracciones autonómico está Ourense, con una tasa de 1,44%, seguido de Lugo (2,9%).

En cifras absolutas, la provincia de A Coruña concentra el 40% del total de conductores multados durante el dispositivos de control en la red secundaria con un total de 936 infracciones detectadas. Le sigue en la lista, Pontevedra con 886 denuncias, el 37,4% de todas las contabilizadas en la comunidad. Con un volumen muy más bajo, cierran la tabla autonómica Lugo (388) y Ourense (155).

Con esta campaña centrada en las carreteras convencionales, la DGT se propone mejorar la seguridad vial y lograr comportamientos más seguros para así evitar salidas de vía y colisiones frontales, un tipo de siniestro que en este tipo de vía conlleva más riesgos ya que son las que registran el mayor número de fallecidos y de heridos graves, según recuerdan desde Tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook