27 de noviembre de 2018
27.11.2018
La Opinión de A Coruña

Los grafitis y las pintadas se sancionarán con multas de hasta 6.000 euros a partir de enero

El PP modifica la Lei do Solo para incorporar como infracciones urbanísticas de carácter leve y grave estos actos en espacios públicos, edificios y cierres

27.11.2018 | 01:35
Pintadas en una de las calles del casco histórico de Ourense.

Los grafitis y pintadas en la vía pública, mobiliario urbano, muros, espacios publicitarios, cierres o paredes de edificios y otras construcciones serán calificados por ley como infracciones urbanísticas leves o graves a partir de enero y quedarán sujetos a un régimen de sanciones que oscilan entre los 100 y los 6.000 euros. La diferencia entre los supuestos leves y los graves radica en la reincidencia de los actos y en que estos provoquen daños irreparables, entendiendo por esto último que exijan la sustitución del elemento afectado.

Estas acciones se recogerán a partir de ahora en la Lei do Solo, en cuyo articulado original no figura ninguna mención específica a los grafitis, pintadas, incisiones o cualquier otro acto que causen deterioro o menoscaben el ornato de los espacios públicos. El cambio será posible a raíz de una enmienda propuesta por el PP en el trámite parlamentario para aprobar la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Xunta. Para las pintadas calificadas como leves, la multa va de 100 a 600 euros, mientras que en las graves, la sanción arranca en los 601 y culmina con 6.000 euros. En ambos casos el importe es inferior al previsto en el régimen general para las infracciones urbanísticas.

Los menores de 14 años estarán exentos de responsabilidad y cuando el autor declarado de los actos vandálicos sea un menor de 18 años o uno no emancipado, entonces los padres, tutores o familia de acogida se harán cargo de la sanción. Con esta propuesta del PP se adelanta así la intención del Gobierno autonómico de sancionar las acciones de este tipo en el patrimonio cultural. El pasado 25 de octubre, el presidente de la Xunta presentó, tras la reunión semanal del Gobierno gallego, el borrador del anteproyecto de Ley de rehabilitación y regeneración de vivienda de Galicia en el que se tipifican por primera vez los grafitis, pero solo cuando se realizaban sobre Bienes de Interés Cultural (BIC), con multas de hasta 150.000 euros.

En la enmienda a la Lei do Solo se aclara que "no será constitutiva de infracción la realización de murales y grafitis de valor artístico" en espacios públicos que "excepcionalmente cedan los ayuntamientos a estos efectos". "Siempre que no perjudiquen el entorno urbano ni la calidad de vida de los vecinos", puntualiza, y añade que estos espacios "deberán estar periódicamente sometidos a control y limpieza".

El PP también ha registrado otra enmienda para suprimir la medida de creación de la figura del pediatra de área, tras el rechazo que recabó entre los profesionales, y otra para vetar plantaciones de eucaliptos en montes de titularidad pública.

El PSdeG, a través de su portavoz, Xoaquín Fernández Leiceaga, criticó el uso que hace el PP gallego de la ley de acompañamiento de los presupuestos y la forma en que modifica numerosas normativas autonómicas de una sola vez. Esta vez, lo populares han presentado enmiendas sobre leyes que ni siquiera se habían retocado en el proyecto de presupuestos enviado por la Xunta, ampliando por tanto el campo de cambios legales que se pueden hacer por este procedimiento. Cuestionado al respecto, el portavoz del PP, Pedro Puy, defendió que las leyes de acompañamiento "se utilizan en otras comunidades" y que "el derecho ampara al Gobierno" en su uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook