01 de diciembre de 2018
01.12.2018
La Opinión de A Coruña

Interceptados desde enero más de 6.000 conductores ebrios y 3.300, bajo los efectos de las drogas

01.12.2018 | 01:37

Uno de cada tres implicados en un accidente mortal ocurrido en las carreteras gallegas había consumido alcohol o iba bajo los efectos de las drogas. Pese a las continuas campañas para disuadir del consumo de alcohol, cocaína, cannabis o anfetaminias, entre otras sustancias, todavía el número de conductores que se pone al volante tras haber tomado una copa de más es elevado y son cada vez más los interceptados bajo los efectos de las drogas.

El balance de los primeros 11 meses del año pone de manifiesto lo complicado que resulta atajar los positivos al volante en las carreteras gallegas, donde fueron sorprendidos más de 6.000 conductores bajo los efectos del alcohol y más de 3.300 que revelaron consumo de alguna droga. Los positivos por drogas ya son la mitad que los interceptados bajo la influencia del alcohol. Y quien es multado una vez, suele sumar varios expedientes sancionadores por ponerse con unas copas de más al volante o haber consumido drogas, ya que las sanciones en lo que va de año por alcoholemia rondan las 9.400 y por positivos en los narcotest, casi 4.800.

Por no hacer uso del cinturón de seguridad, fueron interceptados en lo que va de año casi 4.500 conductores y pasajeros que derivaron en casi 7.000 expedientes sancionadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook