20 de diciembre de 2018
20.12.2018

Funcionarios de prisiones denuncian 30 agresiones graves este año

Los trabajadores se concentran en protesta por la falta de seguridad en los penales gallegos

20.12.2018 | 02:12

El coordinador de la plataforma Tu abandono me puede matar, Marcial González, denunció ayer que en lo que va de año se produjeron "más de 30 agresiones graves" a los funcionarios de prisiones en Galicia.
Medio centenar de trabajadores de las prisiones de Teixeiro (A Coruña) y Bonxe y Monterroso (Lugo) se han concentraron ayer a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en la capital lucense para reclamar medidas contra esta situación. "A lo largo de este año pasan de 30 agresiones graves", denunció el funcionario de la prisión de Curtis, quien confesó que él mismo sufrió dos agresiones este año. En este sentido, relató que en noviembre se producía "un intento de homicidio de un compañero", al cual "le dieron un puñetazo en la cara". "Intentamos agarrar al interno, que se revolvió, agarró por el cuello al compañero, y yo, para vencer esa resistencia, no fui capaz, doblamos unas esposas de la presión que hacía el interno. Dos compañeros logramos reducirlo, sacarlo de encima, pero caí lesionado", detalló.
Cabezazos y patadas
En julio, según expuso, pasó algo parecido, "con compañeros que se enfrentaron en la puerta de internamiento con un interno que empezó a cabezazos con uno en las costillas, patadas a otro" y golpes para él.
Esta es la fotografía que los funcionarios de prisiones hacen de los centros penitenciarios en Galicia, que no difieren mucho de lo que acontece en España, donde "se produce una agresión grave diaria", por lo que reclaman, además de mejoras salariales, que se incremente el número de funcionarios en las cárceles españolas. También reprochan al secretario de Estado de Instituciones Penitenciarias que considere que "hay menos de una agresión al día", argumentando "si 300 al año no le parecen suficientes". "Y hablamos de las graves, porque sabemos que tienen maquilladas las cifras", sentencian.
En estas tres prisiones gallegas trabajan unos 1.000 funcionarios para una población reclusa de casi 1.700 internos, 1.200 en Teixeiro, 250 en Bonxe y 210 en Monterroso, informa Europa Press.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook