21 de enero de 2019
21.01.2019

El exsubsecretario de Fomento niega injerencias en la investigación de Angrois

"Me solidarizo con todas las víctimas, pero no puedo pedir perdón porque no tengo responsablidad en este tema", ha declarado hoy Mario Garcés ante la comisión que investiga el accidente del Alvia, con 80 fallecidos

21.01.2019 | 13:31

Mario Garcés, que fue subsecretario de Fomento cuando se produjo el accidente del tren Alvia registrado en Angrois (Santiago) en julio de 2013, ha asegurado este lunes que la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) no sufrió injerencias en su investigación y destaca que si en la misma había personal de Renfe y Adif era porque el reglamento que regulaba entonces esa comisión así lo disponía.

Durante su intervención en la comisión que investiga el accidente que le costó la vida a 80 personas, Garcés ha destacado la "absoluta independencia" con la que actuó la CIAF y ha recordado que, no obstante, él elevó a la Abogacía del Estado si procedía abrir la investigación del órgano tras conocer el informe que redactó la Agencia Europea Ferroviaria (ERA). Tras la consulta, la Abogacía le negó esa posibilidad y le señalaron que "debía ser la propia CIAF quien debía haber iniciado de nuevo 'motu proprio".

Preguntado sobre si consideraba que debido a su cargo por aquel entonces debía pedir perdón a las víctimas por los trabajos que se realizaron para esclarecer el accidente, ha destacado que dado que su función era administrativa, y puesto que hizo lo posible dentro de sus responsabilidades, no puede pedir perdón. "Me solidarizo con todas las víctimas, pero no puedo pedir perdón porque no tengo responsablidad en este tema", ha explicado.

No obstante, ha reconocido que para "dotar de mayor independencia a la CIAF" decidieron que el mandato fuera de seis años y cambiaron el reglamento para que los operadores no formaran parte de la comisión, por Renfe y Adif. Esto se realizó tras un procedimiento abierto desde la Unión Europea para que España adaptara su norma a la normativa europea correspondiente.

"El objetivo de la comisión es hacer un diagnóstico de lo ocurrido, analizar las causas que provocaron los accidentes y derivar recomendaciones, pero no corresponde a la comisión asumir responsabilidad política ni técnica", ha apostillado. A esto ha añadido que desde la propia ESA destacaron la profesionalidad y rigurosidad del informe de la CIAF.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook