19 de febrero de 2019
19.02.2019
La Opinión de A Coruña

El presidente del TSXG reprende a de Lara: "Las instrucciones no son un fin en sí mismo"

Cadenas advierte de que un juez debe tener "una responsabilidad especial" para que las causas "no duren más de lo imprescindible para la investigación"

19.02.2019 | 00:56
Miguel Ángel Cadenas.

Nuevo tirón de orejas a la juez Pilar de Lara. El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas, advirtió a la magistrada de que las "instrucciones judiciales no pueden ser un fin en sí mismo, sino un medio para aclarar lo que ha sucedido y clarificar si hay materia delictiva".

Así lo manifestó ayer en Lugo al ser interpelado sobre el expediente abierto por el Consejo General del Poder Judicial contra la titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, Pilar de Lara, por dilaciones indebidas en macrocausas que instruye, como la Pokemon.

Cadenas insistió en que el instructor tiene "una responsabilidad especial como juez que es, y como técnico que tiene que ser en materia de investigación penal". "Por lo tanto, lo deseable es que la instrucción dure el tiempo imprescindible para la investigación. Esto hay que analizarlo y examinarlo en función del hecho investigado, por eso desde fuera es muy difícil hacer un juicio sobre la conducta de un instructor", aclaró.

De Lara, que llegó a ser el azote de los políticos, abrió varias macrocausas sobre corrupción - Pokemon, Carioca, Condor, Pulpo, Garañón...-, pero ninguna de ellas se ha cerrado todavía y las piezas separadas que ha remitido a otros juzgados han terminado archivadas porque no vieron caso. El último portazo se lo dio la Audiencia Nacional. La magistrada le remitió una pieza de la Pokemon, la más importante, relacionada con el grupo Vendex. De Lara investiga a esta empresa por presuntos delitos de tráfico de influencias, falsedad documental, prevaricación, cohecho y blanqueo de capitales.

Como la compañía tiene sede en Madrid decidió remitir el caso a la Audiencia Nacional. Sin embargo, este órgano rechazó ser competente para asumir la investigación, reprochó a la juez que tardase siete años en inhibirse y trasladarle la causa. Por último, alega que los hechos investigados "no tienen entidad para causar perjuicio a la economía nacional". El Tribunal Supremo también absolvió a ocho acusados en la operación Pinguin, contra el tráfico de drogas, un caso que también estuvo en manos de De Lara. En 2017, estos ocho investigados fueron condenados por la Audiencia Provincial de Lugo a penas de entre seis y cuatro años y medio de prisión. El alto tribunal decidió absolverlos y alegó que la magistrada ordenó escuchas de forma "desproporcionada".

A finales del pasado año el Consejo General del Poder Judicial abrió un expediente disciplinario a Pilar de Lara. El presidente del TSXG instó a esperar a que se resuelva el expediente "desde el respeto a los derechos de todas las personas". Cadenas también se manifestó ayer respecto a la violencia de género, al asegurar que es un "problema social" y reconocer que se ha creado "un clima, un caldo de cultivo patológico" que hace que en vez de reducirse, en estos momentos, se esté incrementando su incidencia.

Cadenas sugirió además la necesidad de "cambiar la norma" para abordar el movimiento de okupas. Así puntualizó que "la Justicia tiene que dar respuesta desde las normas, en ese sentido lo que no se puede es ordenar un desalojo sin la cobertura legal, sin una resolución judicial firme que ordene el desalojo, ya sea en vía penal ya sea en vía civil".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook