06 de marzo de 2019
06.03.2019
La Opinión de A Coruña

Más de 175 concellos se han adherido al plan de Medio Rural para limpiar el monte

El convenio para desbrozar las franjas de seguridad cercanas a las casas gana 25 municipios en dos meses - La limpieza deberá estar finalizada antes de junio

06.03.2019 | 01:29
Un incendio forestal cerca de viviendas en Carnota.

En dos meses y medio, 25 concellos se han adherido al plan ofertado por la Consellería de Medio Rural para financiar el 75% del coste de la limpieza de las franjas de seguridad y limitar así el riesgo de incendios en un perímetro de 50 metros alrededor de las viviendas. La cifra total de municipios que han firmado este convenio se sitúa así en 177 y este mes se prevé que finalicen el envío de la información cartográfica sobre sus núcleos poblacionales para diseñar la estrategia de desbroce. El 31 de mayo acaba el plazo para limpiar de maleza esas franjas y quienes incumplan esa norma se expondrán a multas de 100 a 3.000 euros.

La limpieza de los citados 50 metros alrededor de las viviendas es obligatoria desde 2007 e impone esas tareas a los dueños de las fincas y estable que sean los concellos los que acometan los trabajos de forma subsidiaria y notifiquen el incumplimiento a Medio Rural para que imponga las correspondientes multas. Sin embargo, los municipios han alegado su falta de medios técnicos y humanos para desarrollar esa tarea, por lo que hacían la vista gorda, normalmente por problemas al identificar a los dueños de las parcelas sin limpiar.

Ante esa situación, Medio Rural lanzó una nueva línea de ayudas sumada al resto de las ofertadas a los municipios, como los siete millones de Aprol Rural precisamente para financiar la limpieza de franjas de seguridad. Un total de 28,5 millones se distribuirán entre los concellos que firmen un convenio para desbrozar el perímetro de seguridad alrededor de las viviendas, si bien no se limitará a ello, sino que impulsará actividades económicas en ellas para elevar su valor y, por tanto, la vigilancia por parte de sus dueños. Se plantarán frutales o huertas o se fomentará que el terreno se destine al pasto de los animales, según los planes del departamento dirigido por José González. Este ofrece financiar el 75% del coste de estos trabajos y los concellos asumirán el 25%.

El 19 de diciembre eran 152 los municipios que habían firmado el convenio con Medio Rural. Ahora la cifra alcanza los 177, según reconocen fuentes de este departamento. La previsión de la Xunta es que hasta 2021 se limpien 16.000 hectáreas de las 62.000 que en la comunidad afectan al perímetro de 50 metros alrededor de viviendas situadas cerca de masas forestales.

A finales de este mes, se prevé la finalización de la primera fase de este plan. Los concellos deberán enviar a Medio Rural los datos cartográficos de sus núcleos poblacionales para delimitar las franjas de seguridad. Con esos datos, la consellería prestará la ayuda técnica a los consistorios para elaborar planes básicos de prevención de incendios, cotejando la información sobre las parcelas con los datos del catastro para poder identificar a los titulares de las mismas e informarles de sus obligaciones legales.

Si no realizan esa limpieza, entrará en funcionamiento la tarea subsidiaria del concello tras la imposición de multas coercitivas, si bien este año se celebran elecciones municipales del 26 de mayo, por lo que el período electoral podría ralentizar estos trabajos.

Además, Medio Rural podrá forzar los desbroces adicionales en fincas abandonadas para evitar los incendios si estima que son zonas de "alto riesgo", gracias a un cambio normativo aplicado mediante la ley de acompañamiento. De esa forma, evitarán la dilación burocrática.

Por otra parte, Medio Rural también ofrecerá a los particulares facilidades para limpiar de maleza y, por tanto, combustible para los incendios. Podrán firmar un contrato de gestión de la biomasa con la administración, que supondrá una tarifa plana de limpieza de 350 euros por hectárea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook