11 de marzo de 2019
11.03.2019
La Opinión de A Coruña

La huelga de Xustiza hace caer casi un 30% los depósitos en los tribunales gallegos

Los litigantes ingresaron en las cuentas judiciales el año pasado 720.000 euros cada día frente a los 1,02 millones de 2017 - Los fondos quedan bloqueados hasta la sentencia

11.03.2019 | 00:46
Interior del edificio de los Nuevos Juzgados de A Coruña.

Las claves

  • Entradas. Los litigantes gallegos realizaron el año pasado una media de 206.000 depósitos cada día en los juzgados de la comunidad, un 11,6% menos que los 309.000 registrados en 2017
  • Provincias. Los tribunales de A Coruña concentran casi la mitad de los depósitos entregados en los juzgados gallegos: 85,6 millones e los casi 194 consignados entre enero y septiembre
  • Recorte. Las cuentas judiciales de los tribunales de la provincia de Pontevedra fueron las que soportaron una mayor caída en sus depósitos el año pasado, casi un 37%

La caja fuerte de la justicia menguó el año pasado en Galicia. La huelga de los funcionarios de Xustiza paralizó durante más de tres meses los juzgados de la comunidad, una protesta de las más largas de un servicio público en Galicia-. Un total de 114 días de movilizaciones por una mejora salarial que suspendió 17.000 juicios, algunos con fecha para 2021, y dejó pendientes más de 40.000 trámites, como partidas de nacimiento, certificados de defunción, peticiones de pensiones de viudedad y orfandad, fes de vida y declaraciones de acusados o testigos. En consecuencia, la huelga pasó factura a los depósitos judiciales en concepto de fianzas, pagos de libertad, multas, pagos por subastas, embargos o indemnizaciones de procesos en curso y a los intereses que generan estos fondos en las arcas de la Justicia -en los tribunales gallegos se generan una media de 7 millones anuales-. A lo largo del año pasado, los órganos judiciales gallegos ingresaron cada día una media de 720.000 euros por los pleitos abiertos, lo que supone casi un 30% menos que los 1,02 millones diarios que fueros captados un año atrás, según datos, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

Estos depóstitos quedan bloqueados en los arcas judiciales hasta que se dicta sentencia sobre el asunto judicializado. Cuando el tribunal emite el fallo se determina si las cantidades retenidas deben devolverse al litigante o si por el contrario se utilizarán para el pago de indemnizaciones, multas o las correspondientes costas procesales.

Entre enero y septiembre del año pasado, se realizaron cerca de 206.000 depósitos en los juzgados de la comunidad, lo que supone una media de 760 cada día, según el último balance disponible del CGPJ sobre las cuentas de depósitos y consignaciones judiciales.

Este balance se queda un 11,6% por debajo de las entradas registradas el ejercicio anterior, más de 309.000 en todo el año, es decir 860 depósitos cada día. Por provincias, A Coruña fue la que contabilizó el mayor número de ingresos (84.018 en los primeros nueve meses), seguida de Pontevedra con casi 79.000. De lejos, se quedan los depósitos en los juzgados de Ourense y de Lugo, con poco más de 21.800 y 21.100, respectivamente.

De los casi 194 millones de euros que fueron a parar a las arcas de la Justicia gallega entre enero y septiembre del año pasado, la provincia de A Coruña, por ser sede de un mayor número de instancias judiciales, lidera el ranking autonómico con más de 85,6 millones -el 44% del total en la comunidad-. En Pontevedra, los litigantes ingresaron más de 64 millones -el 33% de los fondos judicializados en la comunidad-. Pese a tener menos entradas que en las cuentas de los tribunales de Ourense, los juzgados de Lugo ocupan el tercer puesto autonómico con más de 26 millones. Y finalmente, los litigios abiertos en los órganos judiciales ourensanos dejaron en sus cuentas casi 18 millones.

De las cuatro provincias gallegas, los tribunales de Pontevedra fueron los que experimentaron un mayor recorte en sus depósitos durante el último años, con una merma de casi el 37% -pasaron de una media de caso 375.500 euros diarios en 2017 a 237.600 el año pasado-. Le siguen los juzgados de A Coruña, casi a la par con los de Ourense, con una caída en sus depósitos judiciales del 28% y 27,5%, respectivamente. En el primer caso, los litigios abiertos dejaron unos ingresos diarios el año pasado de 317.000 euros frente a los más de 440.000 de 2017. Y en Ourense, se quedaron en poco más de 66.000 euros cada día frente a los 91.600 del año anterior. El descenso en las arcas judiciales de Lugo fue del 16%: de casi 116.000 euros diarios se pasó a 96.700.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook