27 de marzo de 2019
27.03.2019

El verano en Galicia dura seis semanas más que en los años 80

La estación meteorológica de A Coruña detecta aumentos significativos de temperatura en tres de los últimos cinco años - Años más cálidos, veranos más largos y más noches tropicales son algunos efectos del calentamiento global

27.03.2019 | 12:35
La playa coruñesa del Orzán, un día de verano.

El verano es más caluroso y, cada vez más extenso. En concreto esta estación se ha alargado en Galicia 10 días más por década. Es decir, el periodo estival actual abarca prácticamente 6 semanas más que a comienzos de los años 80. Así de tajantes se muestran los datos del avance del Open Data Climático de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica, que acaba de revelar las evidencias más importantes de los impactos del cambio climático en España en los últimos 40 años.

"Hay más de 32 millones de personas directamente afectadas por sus consecuencias", o lo que es lo mismo, el 68,5% de los españoles. Años más cálidos, veranos más largos y mayor frecuencia de noches tropicales son algunos de los efectos más evidentes del calentamiento global.

En las estaciones de observación que Aemet tiene en Galicia las "anomalías" tampoco se hacen esperar. En la estación en
A Coruña se han detectado aumentos significativos en tres de los últimos cinco años.

En Peinador, en Vigo, las temperaturas de los últimos seis años se sitúan dentro del 20% de las más cálidas del periodo de referencia, que va de 1981 a 2010. Lo mismo ocurre en los últimos cinco años en los valores registrados en Ourense, quedando especialmente reflejado como tórrido el 2017. También se detectaron valores mucho más cálidos que la media en la estación de Rozas, Lugo, en los últimos ocho años —2011, 2014 y 2015 tuvieron un incremento aún mayor de las temperaturas—.

Y de 58 observatorios analizados, en 37 se registraron al menos cinco años desde 2011 "con temperaturas medias anuales situadas dentro del 20% de las más cálidas del periodo de referencia". Esto supone, según el ministerio, que "al menos cinco de los últimos ocho años en estos observatorios han sido muy cálidos".

Del mismo modo, la superficie con clima semiárido ha aumentado en 30.000 kilómetros cuadrados en los últimos 50 años. Las zonas más afectadas son Castilla-La Mancha, el valle del Ebro y el sureste peninsular. Según explicó Beatriz Hervella, una de las portavoces de Aemet, son los habitantes del país que viven en zonas donde los veranos son más calurosos y largos. Hay una acumulación de años muy cálidos en la última década y padecen el aumento de frecuencia de noches tropicales. La temperatura superficial del Mediterráneo está aumentando a razón de 0,34º por década desde principios de los años 80. Este aporte de calor provoca una expansión termal que contribuye al incremento del nivel del mar Mediterráneo. Desde 1993 el nivel del mar ha aumentado en 3,4 milímetros por año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook