03 de abril de 2019
03.04.2019
La Opinión de A Coruña

Últimos fuegos antes de las lluvias

Tres incendios en Verín, Muras y Palas de Rei calcinan más de 120 hectáreas antes de que entre en Galicia una intensa borrasca

02.04.2019 | 23:02
Un helicóptero intenta apagar un fuego.

Los incendios forestales devoraron ayer más de 120 hectáreas en tres frentes distintos producidos en las provincias de Ourense y Lugo. El fuego sigue consumiendo el monte gallego si bien a partir de hoy la climatología, con la entrada de una intensa borrasca en Galicia, contribuirá a ponerle freno con la bajada de las temperaturas, lluvias por toda la comunidad y hasta previsión de nieve por encima de los 800 metros de alto.

El más grave de los incendios se registró en el término municipal de Verín, que al caer la noche ya había calcinado 60 hectáreas y estaba controlado. El fuego se inició pasadas las15.30 horas de la tarde en el parroquia de Vilamaior do Val y se extendió rápidamente. En las tareas de extinción participaron ocho brigadas, tres motobombas y cinco helicópteros, según la Consellería do Medio Rural.

El segundo de mayor extensión se produjo en el concello lucense de Palas de Rei. El incendio se logró apagar ayer tras devorar las llamas 35 hectáreas, de las cuales 14 eran de arbolado y 21 de monte raso. El fuego se declaró en la parroquia de Pambre sobre las 19.18 horas del lunes y en su extinción participaron 13 brigadas, cuatro motobombas, una pala y cinco helicópteros.

En Muras, también en la provincia de Lugo, se registró el tercero de los incendios. Se inició en la madrugada de ayer y al mediodía se dio por estabilizado tras quemar 25 hectáreas. Para su control se desplegaron 13 brigadas, cuatro motobombas, una pala y un helicóptero.

Las dimensiones de estos fuegos nada tienen que ver con el producido la pasada semana en Dodro y que se extendió a Rianxo, arrasando con casi 1.200 hectáreas de monte, cercando decenas de casas, cortando carreteras y obligando a desalojar dos colegios. Las altas temperaturas junto con el viento nordés hicieron muy difícil la extinción de las llamas, que tuvieron su origen, según el atestado de la Policía Autonómica, en las chispas que saltaron de una torreta de alta tensión propiedad de Naturgy.

Precisamente ayer, la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, se reunió con el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, para informarle de las líneas de ayudas estatales para costear la reparación de bienes dañados por los incendios forestales. Los afectados pueden pedir dichas cantidades hasta el 28 de abril.

Tras 10 días con todas las alarmas dadas y la prohibición de realizar quemas vigente desde el pasado 25 de marzo, el monte tendrá un respiro a partir de hoy debido a la entrada en Galicia de una intensa borrasca procedente de Groenlandia que provocará un descenso térmico significativo, ya que se pasará de valores por encima de lo normal a temperaturas entre 6 y 10 grados centígrados más bajas, además de precipitaciones copiosas que serán de nieve por encima de los 800 metros.

Las lluvias aparecerán por la mitad norte para ir extendiéndose a toda la comunidad y quedarse también durante buena parte de la próxima semana. Las temperaturas mínimas bajarán hasta 1 grado y las máximas se moverán entre los 12 y los 14 grados en función de la latitud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook