El derecho a designar uno de los tres senadores autonómicos a que tiene derecho Galicia está en el aire. Dos corresponden al PP y el otro estaba reservado para En Marea, según sus votos en los comicios gallegos de 2016, pero su escisión pone en duda esa atribución, que pasaría al PSdeG: el grupo tendrá 10 escaños frente a los 14 socialistas.

Sin embargo, la mayoría del grupo En Marea registró el miércoles a José Manuel Sande para el puesto, por lo que nace la duda si eso blinda su elección y deja sin efecto la escisión. De haberse producido esta tras la votación del martes no existiría conflicto. Fuentes del Parlamento avanzan que la situación se resolverá según dictaminen sus servicios jurídicos. Esta tarde la Mesa del Parlamento abordará la cuestión.

Además, ante el "fracaso colectivo" de En Marea, Flora Miranda (Compostela Aberta) anunció que dejará el escaño al finalizar el período de sesiones en julio. Será sustituida por Xan Xove (Marea Atlántica).