09 de julio de 2019
09.07.2019

Las tormentas causan estragos en Verín, O Barco y Monterrei

Lluvias de hasta 62 litros por m2 en Laza y 37 en Verín, con más de 360 rayos desde la medianoche hasta las 18.00h, dejan casas anegadas, riadas y rescates

09.07.2019 | 09:16
Agentes de la Guardia Civil trasladan a una vecina de Infesta, en Monterrei (Ourense), tras la riada. Inundaciones, granizada y un reguero de incidencias es el saldo de este lunes de julio en Ourense, donde se activó la alerta naranja en la zona de montaña Ourense.

La alerta por tormentas y fuertes lluvias de ayer en la provincia de Ourense -361 rayos desde la medianoche hasta las 18 horas, todos los registrados en Galicia-, dejó un reguero de incidencias, desbordó cauces, causó desprendimientos y salidas de vía e inundó y dañó casas en municipios como Verín, O Barco y Monterrei. Puso a prueba a los vecinos y la capacidad de los servicios de emergencia, que trabajaron a destajo. Hubo personas -adultos y menores- que tuvieron que ser llevadas literalmente en brazos por la Guardia Civil, efectivos de emergencias u otros vecinos. Los agentes se afanaron también en auxiliar a animales domésticos. En Infesta (Monterrei), se vivieron momentos de pánico por temor a que un hombre pudiera estar bajo los escombros, pero finalmente fue auxiliado en su casa y se encontraba en buen estado. En Albarellos y en Vilaza, el agua, como un mar con márgenes en las callejuelas, inundó el pueblo. Se desbordaron ríos como el Rubín. La Guardia Civil (de los grupos SIR, Seguridad Ciudadana y Caballería), así como bomberos y voluntarios de Protección Civil hicieron varios rescates en viviendas. En Guimarei se derrumbó una casa, afortunadamente sin víctimas.

Además, el granizo dañó viñedos de la bodega Crego y Monaguillo, también en Monterrei, y causó diversas incidencias en zonas como A Gudiña, Cualedro, Laza o Valdeorras. En la N-536, a la altura de la localidad de Coedo, en O Barco, se produjo un desprendimiento y fue necesario cortar un carril. Los servicios de emergencias no pararon. Por ejemplo, en las zonas de Cualedro y Verín, de las más afectadas, fueron movilizados el 061, la Guardia Civil, los bomberos de A Limia o el GES de Laza. También se produjeron algunos cortes de luz y, vista la fuerza de la tormenta y sus estragos, es previsible que más cultivos que la viña de Crego y Monaguillo hayan sido dañados.

La tromba, con acumulaciones de hasta 62 litros por metro cuadrado en Laza, 37 en Verín o 30 en A Veiga según Meteogalicia, ocasionó múltiples incidencias en el sur y el este de la provincia, como por ejemplo en Cualedro, Monterrei -viviendas anegadas en Infesta y Albarellos- u O Bolo (una salida de vía registrada en Lentellais por causa del granizo).

TESTIMONIOS TRAS LA TORMENTA

El río Rubín, que discurre desde Infesta, se desbordó por la carga de agua y el arrastre de tierra y piedras. Fue haciendo presas e incluso arrastró contenedores. El alcalde de Monterrei, José Luis Suárez (PP), dice que la tormenta "fue un desastre. Los mayores del pueblo no recuerdan tal cantidad de agua en tan poco tiempo. Es algo insólito y las imágenes son dantescas. Estamos poniendo todos los medios a disposición: personal del Concello, de la Diputación, de emergencias, la Guardia Civil, el subdelegado me ofreció colaboración...", enumera. "Hay muchos daños en viñedos y huertas pero sobre todo en las infraestructuras del ayuntamiento, en Salgueira, Infesta, Albarellos, Guimarei e Vilaza".

En O Barco, el GES de Valdeorras y los bomberos de A Rúa achicaron agua de viviendas en la Avenida do Bierzo. En la autovía A-52, en A Gudiña, una fuerte granizada mantuvo la circulación parada por la acumulación de las piedras de hielo en el asfalto, que hacían arriesgada la conducción. En la N-525, a la altura del kilómetro 130,5 de la nacional, la lluvia formó una balsa.

EL TIEMPO EN GALICIA

La estabilidad atmosférica se instalará en Galicia a partir de este miércoles. El día de hoy será la antesala a la estabilidad atmosférica que se instalará en Galicia a partir de mañana, cuando la comunidad estará bajo la influencia de las altas presiones y los valores máximos ascenderán hasta producir sensación de calor en la mitad sur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook