17 de julio de 2019
17.07.2019
La Opinión de A Coruña

El precio de la tierra en Galicia sube y vuelve a los valores de antes de la crisis

El valor de las parcelas destinadas a actividades agrarias repuntan casi un 30%

16.07.2019 | 23:34
Recreación de la sementeira tradicional.

El valor de la tierra rústica en Galicia ha vuelto a los valores que tenía antes de las crisis. El precio medio por metro cuadrado se ha recuperado y también el número de compraventas realizadas, si bien la superficie afectada por las transacciones está por debajo de los niveles considerados normales. Estas conclusiones pertenecen al informe anual elaborado por el Observatorio Galego de Mobilidade de Terras, presentado ayer en Santiago. El precio medio por metro cuadrado de finca rústica se situó en 2017 en 1,04 euros, un 12% por encima del valor del año anterior, cuando el importe era de 0,93 euros. No obstante, los precios son muy desiguales dependiendo de la zona de la comunidad. Y resulta que la comarca de Vigo es el área con los importes más altos de toda Galicia en el periodo 2015-2017. El metro cuadrado se pagó a 8,13 euros de media. Y no es que el precio esté desvirtuado porque se realizaran pocas operaciones de compra de tierra rústica por tratarse de un área geográfica con un componente urbano muy consolidado e intenso. En total se contabilizaron 1.770 transacciones, muchas más que las registradas en otras comarcas de carácter rural como Arzúa (1.610), Ordes (1.570), O Ribeiro (1.375) o A Limia (1.113) .

En 2008 el metro cuadrado de tierra rústica se compraba en Galicia a 1,11 euros.A partir de ahí comenzó una tendencia descendente coincidiendo con la crisis . Los valores tocaron fondo en 2013, cuando se pagaba solo 77 céntimos por metro cuadrado. Pero ya al año siguiente comenzó una recuperación que ha dado como resultado "que en 2017 los valores se sitúen próximos a los de 2008". Es además la primera vez en nueve años que el importe vuelve a superar el euro por metro cuadrado.

El precio que más subió entre 2016 y 2017 fue el de las parcelas destinadas a actividad agraria o ganadera. Se incrementó en un 29%, delos 1,39 euros a 1,79; el importe más alto desde 2008. En los terrenos de monte, el ascenso ha sido más comedido, del 8%, para pasar de 59 a 64 céntimos, aún por debajo de los de 2008.

La recuperación no ha sido uniforme en toda la comunidad, siendo la evolución más acentuada en las provincias de Pontevedra y Ourense. El informe indica el número de compraventas. En 2017 se contabilizaron 39.699, un 3% más respecto al año anterior, si bien la superficie movilizada bajó de 10.268 a 9.835 hectáreas. La mayor tasa de transferencia de propiedad se concentró en las provincias de Lugo y A Coruña y en el norte de Pontevedra. La comarca más activa de Galicia fue la de Ortegal, con 12.408 transacciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook