26 de septiembre de 2019
26.09.2019

Los concellos preparan una ordenanza para regular el boom de las autocaravanas

Alcaldes de 40 municipios advierten de la falta control ante la llegada masiva de estos vehículos || Quieren poner freno al uso del espacio público y a los vertidos

25.09.2019 | 21:21
Una autocaravana aparcada sobre una duna en A Illa.

Que el turismo de autocaravanas ha llegado a Galicia para quedarse en una realidad. Hasta el momento, sin control. Pero esta situación tiene los días contados ya que desde la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) ha iniciado los trabajos para redactar una ordenanza de autocaravanas con la idea de que entre en vigor el próximo verano en los ayuntamientos gallegos.

Alcaldes de cuarenta concellos se reunieron ayer en Santiago para avanzar en la elaboración del texto e identificar los principales problemas que debe abordar. Los regidores entienden el boom del autocaravaning como parte del incremento de las visitas turísticas a la comunidad, con el consiguiente efecto económico en los municipios. Echan en falta una ordenanza que gestione este recurso y que permita atajar parte de las consecuencias del actual descontrol. El presidente de la Fegamp, Alfredo García, advirtió tras finalizar el encuentro de que "una de las cuestiones principales es que los concellos carecen de áreas de servicio por lo que, sobre todo, en los ayuntamientos pequeños se debería contar con financiación para su creación".

Vertidos

Los regidores dejaron patente su preocupación en materia de vertidos que dejan tras de sí los viajeros que se desplazan en estas casas sobre ruedas. El presidente de la Fegamp cree que hay que poner servicios a disposición de las autocaravanas, pero "los autocaravanistas tienen que ser conscientes de que deben pagar por esos servicios, de ningún modo tienen porqué ser gratuitos".

Los representantes municipales trasladaron a la Federación que muchas veces los autocaravanistas "aparcan y hacen noche en lugares prohibidos a tal fin, haciendo un uso indebido de los espacios públicos, ya que tienden ropa, abren toldos o hacen comida a la parrilla en zonas prohibidas", apuntó García.

Los intereses de las personas que viajan en autocaravana colisionan con las restricciones existentes en Galicia para crear áreas de aparcamiento en espacios pertenecientes a la Red Natura. Lo cierto es que muchas playas del litoral gallego cuentan con esta protección. Aclarar y solucionar este problema en la nueva normativa es otro de los escollos que deberá enfrentar la Fegamp en la nueva normativa.

Más policías

El presidente de la Fegamp explicó la imposibilidad de muchos concellos para controlar las irregularidades cometidas por quienes se desplazan en autocaravana, bien por carecer de policía local o de efectivos suficientes. Una de las propuestas realizadas por los regidores pasa por la posibilidad de contratar auxiliares de policía local para ese fin.

La Fegamp ha tomado nota además de las quejas que, en las zonas más masificadas, trasladan los vecinos a sus ayuntamientos. Denuncian la ocupación de plazas de aparcamiento para turismos y, una vez más, el uso inadecuado de los espacios públicos. A juicio de Alfredo García "los vecinos también tienen que encontrarse cómodos con la llegada de autocaravanistas a sus concellos, por lo que la nueva normativa debe contemplar también sus solicitudes para una buena convivencia entre la ciudadanía y el turismo".

El siguiente paso de la Fegamp para abordar los problemas transversales de este turismo de moda será fijar contactos con todas las administraciones implicadas para poder tener concluida la ordenanza antes del verano de 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook