02 de octubre de 2019
02.10.2019
La Opinión de A Coruña

El Valedor tramita un tercio menos de quejas, centradas en los servicios públicos

La institución aborda 20.807 expedientes en 2018, un 29% menos que el año anterior || Sanidad, urbanismo y educación copan la mayoría de las reclamaciones

01.10.2019 | 21:18
Dolores Fernández Galiño entrega el informe del Valedor do Pobo al presidente del Parlamento, Miguel Santalices.

El Valedor do Pobo tramitó 20.807 expedientes de queja durante 2018, un 29% menos que en el anterior ejercicio (cuando el total de expedientes gestionados fue de 29.365). El porcentaje supone una reducción todavía mayor frente a 2016, año en el que varias demandas colectivas elevaron la cifra total hasta 64.937. El foco, como es habitual, estuvo en los servicios públicos, sobre todo en sanidad, urbanismo y educación.

Un total de 24.711 personas se dirigieron a la valedora el año pasado, todavía con Milagros Otero en el cargo, para presentar reclamaciones o pedir orientación y asesoramiento sobre sus problemas.

Todas estas quejas dejaron patente una especial preocupación por la sanidad gallega, que acaparó 8.437 del total de expedientes iniciados, un 40,55% del total.

Urbanismo, con 3.512 quejas formuladas, y educación, con 2.390, fueron los siguientes ámbitos que más atención requirieron por parte del Valedor.

La Administración destinataria de las quejas iniciadas por institución fueron, sobre todo, la Xunta, con 19.456 reclamaciones „destinadas en su mayoría a las consellerías de Sanidad, Medio Ambiente y Educación„ que ascendieron a un 86,7% del total; seguida de los ayuntamientos, que representaron un 12,4%; las diputaciones, un 0,69%; y las universidades, un 0,14%.

La valedora, María Dolores Fernández Galiño, tras entregar el informe al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, fue la encargada de presentar el informe ante los medios, aunque recordó que no corresponde a su gestión en la institución, puesto que ocupó el cargo hace dos meses tras la salida de Milagros Otero, quien se vio envuelta en una polémica por un nombramiento.

La salida de Otero se produjo unos meses después de que el Tribunal Supremo ratificase la nulidad del nombramiento del puesto de jefe de servicio de Administración y Personal, por "desvío de poder", a María Puy Fraga, sobrina del expresidente Manuel Fraga y hermana del portavoz parlamentario del PP gallego.

En esta coyuntura y acompañada de su equipo, Fernández Galiño se mostró prudente y evitó profundizar en las valoraciones pese a las preguntas de los medios, a los que remitió al contenido estricto de la memoria. Sí remarcó que es lógico que sanidad y educación registren el mayor número de quejas al ser los servicios con mayor cantidad de usuarios.

El informe del Valedor hace constar que de fuera de Galicia procedieron 206 quejas y 20.558 de dentro de la comunidad. Pontevedra (con 12.722) fue la provincia con más reclamaciones; le siguieron A Coruña (4.658), Ourense (2.351) y Lugo (827).

Por ayuntamientos, la población desde la que se presentaron más quejas ante el Valedor fue Vigo (7.381), seguida de Vilaboa (3.304) y Ourense (1.275).

El Ayuntamiento que recibió más quejas de Galicia es Vigo „1.122„. Del resto de consistorios de grandes ciudades, A Coruña recibió 57; Ferrol, 21; Santiago de Compostela, 179; Lugo, 27; Ourense, 25; y Pontevedra, 22.

En cuanto a las diputaciones, contra la que se promovieron más quejas fue de Lugo, con 136. Le siguieron las de A Coruña (13) y Pontevedra (5). La de Ourense no registró ninguna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook