04 de octubre de 2019
04.10.2019
La Opinión de A Coruña

Lucha biológica contra la avispilla del castaño

Los resultados de los últimos dos años revelan la efectividad del parásito para combatir la plaga || Los análisis de las sueltas de este año se realizarán en otoño

03.10.2019 | 20:19

Torymus Sinensis. Es el parásito que desde el año 2015 recorre los soutos de toda Galicia para salvar la producción de castaña de la plaga de la avispilla Dryocosmus Kuryplhilus. Las sueltas del insecto permitirán a los productores recuperar el volumen de negocio de años atrás ya que las puestas de huevos de la avispilla habían generado unas agallas que dificultaban el desarrollo de los árboles, los debilitaban y reducían su producción.

El resultado de la lucha biológica emprendida por la Xunta confirma que el parásito se está asentando en los árboles y, por lo tanto, se considera que empieza a ser efectiva la suelta del insecto para luchar contra los daños ocasionados por la plaga, según detallan desde el departamento de la Xunta que dirige José González. Comprobada la efectividad del insecto, los productores de castañas en Galicia esperan recolectar esta temporada más de 200 toneladas, que suponen unos ingresos que superan los 100 millones.

En otoño de cada año, después de las sueltas de Torymus, se toma en campo una muestra de agallas con el fin de comprobar los resultados de la parasitación. El proceso consiste en seleccionar una serie de puntos donde se liberaron parásitos, que se localizan gracias a las coordenadas GPS que se tomaron en primavera en el momento de soltar al insecto parasitario.

En cada uno de los puntos de muestreo de la suelta de 2018, se recogieron cinco agallas que se analizaron en el laboratorio para comprobar su grado de parasitación. Según los datos obtenidos en las bugallas desde el año 2016 al 2018, se comprobó que se detectó parasitación por Torymus en un total de 55 ayuntamientos de Galicia, lo que implica que este individuo inició con éxito la colonización. Los análisis de las sueltas de 2019 se realizarán en otoño.

Esta lucha biológica comenzó en el año 2015 con la suelta experimental, previa autorización del Ministerio de Agricultura, de 1.500 Torymus. En el año 2016 se incrementó la suelta hasta llegar a los 66.500 insectos, en 2017 se liberaron 134.000 y en el pasado 2018 un total de 705.000.

Ante los resultados que se fueron obteniendo y, teniendo en cuenta que ahora es de los pocos métodos existentes para luchar contra esta plaga, en el año en curso se soltaron un total de 1,6 millones de individuos de Torymus para parasitar los huevos de la avispilla, lo que significa que Medio Rural casi duplicó lo soltado hasta ahora. Así, el presupuesto destinado a esta lucha fue de un millón de euros en el año 2018 y de 2,1 millones de euros este ejercicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook