06 de octubre de 2019
06.10.2019
La Opinión de A Coruña

La Xunta eleva un 24% la ayuda al desarrollo en dos años tras rebajarla un 66% en siete

La previsión del Ejecutivo gallego es incrementar la cantidad otro 24% en los próximos dos ejercicios

05.10.2019 | 19:32
Pablo Varela, excoordinador de proyectos de la ONG Cooperación Internacional en Galicia, con niños del orfanato de Kimbondo, a las afueras de Kinsasa, capital de la República Democrática del Congo.

Después de cuatro ejercicios de recortes y otros tres congelada, la partida que la Xunta dedica a la cooperación internacional encadena en 2019 su cuarto año al alza. Y si se cumplen las previsiones del IV Plan Director de la ayuda al desarrollo de Galicia, el presupuesto volverá a aumentar en los dos próximos años otro 24%. El objetivo es que crezca un 40% en el periodo 2018-2021 con respecto al de 2014-17.

El Consello Galego de Cooperación para o Desenvolvemento (Congacode) ha sido el encargado de aprobar el Plan Anual 2019 de la cooperación gallega, que es el documento que marca la acción de gobierno en materia de cooperación internacional y desarrollo durante el presente ejercicio.

El Congacode es el órgano asesor y de coordinación de la cooperación de Galicia en el que están representados la Administración autonómica, las ONGD (Organización no gubernamental para el desarrollo) y el resto de los agentes gallegos de cooperación (las Universidades, el Fondo Gallego, la Fegamp, los sindicatos, la CEG y otras entidades del ámbito social).

El presupuesto de este año es de 5,6 millones, un 11,61% más que en 2018. Así, se cumple con el compromiso que establece el IV Plan Director de "garantizar un crecimiento anual de este programa igual o superior al 11,4%".

El plan apuesta de nuevo por la utilización principal del instrumento de las convocatorias públicas de concurrencia competitiva. Así, se publicarán las convocatorias de ayudas que gestiona la cooperación gallega como son las de proyectos en el exterior, educación para el desarrollo y la ciudadanía global, proyectos de acción humanitaria, proyectos de investigación para el desarrollo de las universidades gallegas y las bolsas de formación.

Al contrario que en otras ocasiones, el plan no recibió ninguna oposición. Tradicionalmente, los representantes de la Coordinadora Galega de ONGD votaban en contra o se abstenían, pero en esta ocasión los cinco integrantes se mostraron a favor.

Pese a ello expusieron dos críticas. Por una parte, destacaron que la convocatoria de proyectos en el extranjero para las ONG no tendrá un aumento de presupuesto en 2019, aunque los fondos de cooperación de Galicia crecen un 11,6% este año y que otras convocatorias han aumentado por encima de este porcentaje. "El mantenimiento de los fondos asignados a una convocatoria que, cada año, deja sin financiar proyectos aprobados por falta de presupuesto no es una buena noticia", aseguraron.

La segunda crítica es que consideran que las convocatorias de concurrencia competitiva dirigidas a las ONG está excediendo la cantidad de fondos comprometidos para 2020 con respecto a los fondos disponibles para el año en curso "y que esta realidad puede crear una burbuja a largo plazo".

En 2019, la partida para ayuda al desarrollo encadena su cuarto año al alza. Sin embargo, sigue en niveles de 2004, ya que entre 2009 y 2016 el recorte fue del 66%.

Desde 2009, último año en el que gobernó el bipartido PSdeG-BNG, el recorte es del 54%. Desde entonces, la caída fue progresiva y tocó fondo en 2015. Durante los cuatro años de Gobierno de la coalición de izquierdas, la aportación siempre rondó los 10 millones, con un máximo de 12,2 en 2009. En 2007 aumentó un 52%; en 2008 cayó el 8% y en 2009 volvió a incrementarse un 24%.

A partir de ese año, y durante cuatro ejercicios, la partida dedicada a la cooperación internacional siempre se recortó: un 13% en 2010; un 35% en 2011; un 7% en 2012 y un 29% en 2013.

La cifra que invierte la comunidad para la ayuda al desarrollo permaneció invariable durante los cuatro siguientes años y en mínimos históricos. Tanto en 2013, 2014, 2015 y 2016 fue de 4,1 millones. En 2015 el incremento fue simbólico (336 euros, +0,008%), mientras que en 2016 fue de 47.600 euros (1,1%). Tras cuatro años de estancamiento, la Xunta aumentó en 2017 la partida hasta los 4,5 millones. Fue un 7,5% más que el año anterior. En 2018 lo elevó un 11,4%; un porcentaje similar al de 2019.

Los 5,6 millones que Galicia invierte este año en ayuda al desarrollo suponen un 0,05% del presupuesto autonómico (9.850 millones), un porcentaje que está muy lejos del 0,7% que reclaman las organizaciones humanitarias internacionales. Esa cifra también fue un compromiso de PP, PSdeG y BNG cuando firmaron en 2010 el Pacto gallego contra la pobreza y una recomendación de la ley 3/2003 de cooperación para el desarrollo. Alcanzar el 0,7% del presupuesto de la Xunta en 2019 supondría aportar 68,9 millones. Muy lejos de los 5,6 actuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas