19 de octubre de 2019
19.10.2019
La Opinión de A Coruña

Madera para fabricar vainilla

Empresas gallegas e investigadores debaten cómo revalorizar la biomasa forestal más alla de su transformación en celulosas

18.10.2019 | 20:50

Si a cualquier persona se le pregunta para qué sirve la madera, la gran mayoría dirá que para quemar o para fabricar muebles. Algunos irán un poco más allá y asegurarán que se puede transformar en celulosas. Pero con la biomasa forestal, la madera en general, se puede hacer muchos productos como la vainilla, fibras para tejidos, pañales, compresas, cubrecamas, tripas para embutidos o noodles.

Empresas gallegas e investigadores internacionales debatieron ayer en Santiago en el seminario Biomasa forestal como la fuente de bioproductos más sostenibles organizado por la Rede Galega de Líquidos Iónicos (ReGaLIs) cómo revalorizar la masa forestal y revitalizar el monte gallego.

El objetivo del seminario era que las empresas y la administración pudiesen conocer qué se está haciendo en diferentes partes del mundo para revalorizar la biomasa forestal. La primera conclusión a la que se llegó es que aunque Galicia tiene una gran riqueza forestal, "no es un referente en la investigación en este campo, como lo pueden ser países como Suecia o Finlandia".

¿Y qué se puede obtener de la madera? El coordinador del seminario, el investigador de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) Héctor Rodríguez, destacó la lignina, "de la que se puede obtener vainillina, el compuesto que se utiliza para dar sabor a los helados o yogures de vainilla, de forma sostenible, sin sobreexplotar las regiones muy concretas y reducidas del planeta donde crece esta planta.

El responsable de I+D+i de lignina de Ence, Pedro Calvo, explicó que la lignina también "se puede usar directamente como aglutinante de materiales áridos", a la vez que "se puede transformar en componente para la fabricación de poliuretanos para ser utilizados en espumas rígidas y flexibles, adhesivos, recubrimientos o como detergentes o aglomerantes.

"Ya fuimos capaces de obtener poliuretanos a partir de la lignina que el sector de la automoción está dispuesto a usar en cuanto logremos eliminar el olor", apuntó Calvo, quien destacó que en la actualidad "ya se están utilizando en el sector de la alimentación productos derivados de la biomasa forestal".

Entre los productos utilizados para la alimentación, Calvo enumeró "la tripa para los embutidos, el edulcorante xilitol o unos noodles desarrollados en Japón que, al estar hechos a partir de celulosas, apenas aportan calorías, gluten y grasas y, además, son muy ricos en fibra".

Ence, además, está elaborando un tipo de pasta para la elaboración de materiales absorbentes, como pañales, compresas o cubrecamas.

Los expertos también llevan años trabajado en procesos de transformación de la madera que permitan obtener productos naturales y sustituir derivados del petróleo para elaborar biocombustibles, plásticos, tejidos o compuestos alimenticios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook