20 de octubre de 2019
20.10.2019
La Opinión de A Coruña
Reacciones de los grupos parlamentarios

El canon por los peajes a la sombra asciende a 2.480 millones para 21 años

La Xunta no recurrirá en 2020 a esta fórmula para nuevas infraestructuras

19.10.2019 | 21:07
Autovía de la Costa da Morte.

La deuda pública de Galicia se ha situado en el segundo trimestre de este año en 11.685 millones de euros, convirtiéndose en la segunda mayor cifra en la comunidad en la serie histórica, solo superada por los 11.750 millones que llegó a alcanzar en el primer trimestre de 2018. Pero las arcas autonómicas tienen otras hipotecas. Porque los llamados peajes a la sombra, un canon anual que la Xunta paga a las empresas por financiar y explotar determinas infraestructuras públicas, exigirán el desembolso de 2.478 millones de euros hasta el año 2040. Esa anualidad concluirá la liquidación de los pagos aplazados vigentes.

Por el momento, el Gobierno gallego no tiene intención de recurrir a esta fórmula. En 2020 no lo hará, según se recoge en el proyecto de presupuestos. Solo abonará los 140 millones que corresponden a la anualidad.

Siete son los contratos actualmente en vigor que se rigen por este sistema, en el que las empresas se encargaron de buscar la financiación para ejecutar las obras y además las explotan, por lo que perciben ahora un canon. Entre ellas figuran las autovías de la Costa da Morte, Santiago-Brión, Celanova-frontera con Portugal y las vías rápidas de O Salnés y O Barbanza.

Figura además, siendo el proyecto de mayor envergadura, la construcción y mantenimiento del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, por el que la Xunta abonará este año 26,3 millones por la explotación y otros 39,1 para amortizar la inversión. La séptima iniciativa de plazo aplazado es el canon por los contratos de alta tecnología sanitaria.

Cuando acabe el ejercicio 2020, la deuda de la Xunta por esta fórmula, ascenderá a 2.338,8 millones de euros.

En cuanto al Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), como cada año, la ley de presupuestos fija los límites de su intervención como avalista. El máximo de avales que podrá conceder en 2020 será de 30 millones de euros y además no se podrá superar en ningún momento el saldo efectivo de 500 millones.

Además se detalla que con las operaciones de nuevos avales y vencimientos, los fondos con riesgo comprometido del Igape serán de 26 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook