20 de octubre de 2019
20.10.2019
La Opinión de A Coruña
José Manuel López Marín

"Los jóvenes vienen a las autoescuela a 'sacarse' el carné, no a aprender a conducir"

"Los siniestros de tráfico son una enfermedad, mejor que curar será prevenir"|| "Las penas a los reincidentes deben ser más duras, deben ser tratados como delincuentes

19.10.2019 | 18:49
López Marín, en un congreso internacional de Seguridad Vial.

Con la concienciación y la formación como elementos clave a la hora de ponerse al volante, A Coruña acogerá del 19 al 24 de noviembre la Semana Internacional de la Seguridad Vial, organizada por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). Su vicepresidente y también presidente de la Federación Gallega de Autoescuelas, José Manuel López Marín, apela a la responsabilidad. Solo así, sostiene, se podrán frenar las negras estadísticas de fallecidos en carretera: "Los accidentes son una enfermedad, mejor que curar será prevenir". Lopéz Marín advierte además de que los jóvenes a día de hoy van a la autoescuela a sacarse el carné, no a aprender a conducir.

¿Qué retos se marcan con las jornadas de noviembre?

Se pretende concienciar y sensibilizar a la ciudadanía que conducir la máquina automóvil no es una tarea fácil, va supeditada a varias condiciones, en primer lugar el haber tenido una buena educación vial en la familia. Los padres son los primeros prescriptores viales de los hijos como futuros conductores, ya que con su ejemplo marcarán la pauta a seguir en un futuro por sus hijos. En el colegio deben recibir una educación vial, que lleve a los niños, futuros conductores, a tener actitudes, comportamientos, valores y responsabilidad en el buen uso de las vías públicas, bien como peatones o haciendo un buen uso de las bicicletas. Por último, deben formarse en autoescuelas de calidad, para ser unos buenos conductores de automóviles, seguros, responsables y corteses en el uso de las vías públicas, así como diestros y hábiles en el manejo del vehículo automóvil.

¿Cuáles son a día de hoy las grandes lacras de la seguridad vial en Galicia?

Sin duda los siniestros en el tránsito, definidos por la OMS como una pandemia, a la que, como enfermedad, hay que poner cura. Pero, mejor que curarla será prevenirlos porque en estos últimos tiempos se está llevando muchas vidas jóvenes en Galicia.

En los últimos años han saltado las alarmas en Tráfico ante el uso cada vez más frecuente y, en consecuencia, un incremento de accidentes provocados por la utilización del móvil. ¿Qué castigo ve más efectivo para erradicar este comportamiento?

El castigo siempre debe ser ponderado y el último recurso que se ha de emplear ante este tipo de conductas de ignorancia o desobediencia. Soy partidario de que en las autoescuelas de calidad se debe instruir a prevenir o alertar del riesgo y peligro de las distracciones por el uso inadecuado del móvil y sus consecuencias inmediatas. Se tiene previsto sacar seis puntos del crédito de conducir y una fuerte sanción económica por esta desobediencia de la normativa vial.

¿Ve suficientes las actuales condenas para los reincidentes al volante o cree que deberían endurecerse?

Sin duda para los reincidentes deberían ser más duras. El que reincide se convierte en un desobediente e irresponsable social al incumplir las normas de convivencia y respeto hacia los demás, por lo tanto debe ser tratado como un delincuente vial.

¿Se sienten en parte responsables los profesores de las autoescuelas de los conductores de riesgo que campan a sus anchas por las carreteras gallegas?

De ninguna forma y manera. El sistema de formación y obtención del permiso de conducir lo regula y marca la administración y la exigencia de ir a examen de los ciudadanos, contra lo que los profesores no pueden hacer nada al ser una enseñanza libre y no obligatoria. Pero, sin duda, se trata de unos grandísimos profesionales que podrían ser muy necesarios e importantes para la sociedad con el fin de prevenir los siniestros en el tráfico.

Del 1 a 10, ¿qué nota pone a los conductores en Galicia?

Sobre un ocho aproximadamente ya que conducir en Galicia no es nada fácil.

¿Y a los peatones?

Un seis creciente, pues parece que van más disciplinados y respetando más las normas viales.

¿Cree que deben endurecerse las sanciones a los peatones?

Primero es necesario informar, educar y formar a los ciudadanos en todas las variaciones que hubo en las normas viales. Sancionar a un ignorante debe ser un pecado por estar escaso en conocimientos que nadie le ha facilitado o instruido para tenerlos.

¿Los jóvenes que hoy van a una autoescuela buscan aprender o simplemente sacar y tener cuanto antes el permiso de conducir?

Desgraciadamente a sacar el permiso de conducir, dado que el actual examen se supera fácilmente memorizando preguntas y respuestas, con lo que el aula y el magisterio del profesor para transmitir conceptos y conocimientos casi han desaparecido, por lo que comienzan a verse en este repunte de la siniestralidad de la juventud en estos últimos tiempos.

¿Se sale de la autoescuela sabiendo conducir o con el carné debajo de brazo para aprender después en el día a día?

Han aprendido a "sacar" el permiso de conducir que no es lo mismo que "aprender" a conducir, cosa muy diferente. Al no existir una enseñanza obligatoria, reglada y definida,con programas específicos de prevención del riesgo, toma de decisiones y otras materias en el aula de la autoescuela bajo el magisterio excelente del profesor de formación vial, desaparecen las actitudes, comportamientos, valores, seguridad y responsabilidad del futuro conductor, quedando todo en destrezas y habilidades, que ,con mucha suerte, puede mejorar en el día a día, mientras el ángel de la guarda le acompañe.

¿En una clase se puede detectar un potencial delincuente viario o conductor de riesgo?

Muy difícilmente en la clase teórica porque apenas los alumnos asisten, solo muy pocos a hacer test de examen; en prácticas solo aprender circuitos por donde pueda ser el examen. Así que el magisterio y prestigio del profesor cada día es más decreciente.

¿Cuál es el perfil del conductor de riesgo en Galicia?

En estos momentos, el de mayor porcentaje, es el conductor que hace uso indebido del móvil continuamente (distracciones), los consumidores de drogas y alcoholes, los que van sobrecargados de medicamentos, los tendentes a la enfermedad del sueño, el uso de la velocidad excesiva o inadecuada etc...

¿Considera más peligrosos al volante los conductores de avanzada edad o por el contrario los jóvenes?

Nadie es peligroso en las vías si respeta las señales, las normas y reúne las condiciones psicofísicas, técnicas y mentales que marca la ley; los mayores suelen ser más prudentes que los jóvenes, ellos mismos deben de ser conscientes cuando ven mermadas sus facultades para conducir, por responsabilidad, no deben utilizar el automóvil como conductor. Los jóvenes por ser más impetuosos e inquietos son más proclives a asumir las conductas de riesgo y peligrosas al volante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook