19 de noviembre de 2019
19.11.2019
La Opinión de A Coruña

Los concellos piden una solución al saber que deben devolver 34 millones

La Fegamp ya predijo en 2018 esta liquidación negativa por el cambio del IVA y confía en que se solucione y compense en 2020

18.11.2019 | 19:55

La Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) predijo el año pasado el resultado negativo de la liquidación de las entregas a cuentas del Estado correspondiente a 2017 y los datos publicados por el Ministerio de Hacienda y que dio a conocer LA OPINIÓN lo confirmaron: ayuntamientos y diputaciones de Galicia deberán devolver al Gobierno central 34,1 millones de euros porque les transfirió más dinero del que les correspondía. A Coruña, por ejemplo, debe reintegrar 1,7 millones y Vigo, 2,1. En la comarca coruñesa solo Cambre tuvo una liquidación positiva, no debe devolver nada sino que el Estado le tiene que ingresar más, unos 66.000 euros.

El presidente de la Fegamp, Alfredo García, destacó ayer que esta noticia "no ha sido ninguna sorpresa", se lo esperaban. "El Gobierno ya metió esto en el presupuesto para solucionar el problema pero como no se aprobó presupuesto ni hay Gobierno... Hay que plantear una solución y sobre todo una estabilidad", reclamó García, quien subrayó que este problema de tener que devolver dinero se debe a un sistema de cálculo introducido durante la etapa de Cristóbal Montoro en el Ministerio de Hacienda.

El problema de este método de financiación local es que se basa sobre previsiones de ingresos (entre ellos, impuestos),y si estas previsiones fallan, se produce el problema para las entidades locales. "Todo hace pensar que en 2020 se resolverá, se compensará por el resultado negativo de este año casi con total seguridad", vaticinó el presidente de la Fegamp. El órgano de poder local apuntó que este impacto negativo se debía a la nueva gestión del IVA, al imponer el Gobierno de Rajoy que en lugar de que las grandes empresas pagasen el 20 de cada mes, pasasen a hacerlo el 30, y así el mes de diciembre no se incluía, pasaba al año siguiente (así solo se liquidaban once meses) lo que les servía para ajustar las cuentas al Ejecutivo.

El factor más importante en esta liquidación negativa ha sido el relacionado con el Fondo Complementario de Financiación. Esta parte de la liquidación se calcula aplicando al total del fondo del año 2004 el índice de incremento de los ingresos tributarios del Estado para el periodo 2004-2017. Este índice para 2017 fue de 1,4137, cuando en el año 2016 fue de 1.4595. Este descenso se debió a la reducción de ingresos tributarios del Estado, que pasaron de 76,6 millones de euros en 2016 a los 74,2 millones de 2017.

La bajada se produjo sobre todo a causa de la recaudación del IVA, que pasó de 32,2 millones en 2016 a 29,9 en 2017. Esta reducción se debió al cambio en el sistema de liquidación del impuesto, al trasladar el de diciembre al año siguiente (el de 2017 pasó a 2018). Este bajón en las transferencias se compensará con la liquidación previsiblemente positiva de 2018 que se realizará en 2020.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook