25 de noviembre de 2019
25.11.2019
Accidente marítimo en la costa gallega

Las preguntas que deja el 'Blue Star'

¿Por qué salió el barco de Ares cuando había alerta amarilla por temporal? || ¿Avisó el capitán de que estuvo una hora a la deriva antes de embarrancar?

24.11.2019 | 22:57
Varias personas observan el barco desde la costa.

Aseguran los psicólogos que siempre que se produce un acontecimiento imprevisto o un suceso impactante el ser humano necesita saber por qué ha sucedido. ¿Por qué se accidentó el tren Alvia en Agrois? ¿Por qué alguien decide estrellar un avión contra las torres gemelas? ¿Por qué alguien mata a una persona? ¿Por qué? ¿Por qué? Siempre se buscan respuestas para intentar explicar lo que ha pasado. Lo mismo sucede con el encallamiento del Blue Star poco antes de las doce de la noche del pasado viernes. Hay muchas preguntas en el aire que aún no han sido respondidas. Y es que la información sobre lo que sucedió antes de que el barco quedase a la deriva y después de que encallase es muy poca o, en algunos apartados, inexistente.

Por ejemplo, ¿por qué se dejó salir al barco a las nueve de la noche del pasado viernes cuando había alerta amarilla por fuerte viento, mar de fondo y olas de cinco metros? Es cierto que si el quimiquero no se hubiese quedado sin las máquinas hubiese llegado a su destino, el puerto de A Coruña, pero hay que prever que pueda suceder cualquier contratiempo a un barco de 128 metros de eslora, sobre todo cuando hay temporal.

También se desconoce si el buque llegó a comunicar a Capitanía Marítima que se había resguardado del temporal en el fondeadero de Ares y que sobre las nueve de la noche decidió poner rumbo al puerto de A Coruña. Los barcos intentan estar el menor tiempo posible en los puertos porque cada minuto cuesta dinero.

Tampoco se sabe cuánto tiempo tardó el capitán en poner en conocimiento de la autoridad marítima la situación de emergencia en la que estaba. Según el recorrido que hizo, el Blue Star llegó a estar una hora a la deriva antes de chocar contra las rocas. Existen cámaras para recién nacidos que hacen sonar una alarma si llora o si se mueve demasiado. Pero ¿no hay ninguna alarma que salte cuando un barco lleva una hora sin rumbo y va a chocar contra las rocas?

No se han aclarado tampoco las verdaderas causas por las que el quimiquero quedó a la deriva. Hay informaciones que apuntan a un fuego en la sala de máquinas, pero no se han aclarado con la suficiente nitidez.

¿Cómo está aguantando la estructura del barco tras los intentos de desencallarlo y tras más de dos días golpeándole las olas? ¿El casco está dañado tras la colisión? El buque tiene doble casco y según los técnicos es muy difícil que se produzca una vía de agua. Pero tampoco se ha informado del estado del barco.

Salvo el BNG, no ha habido reacciones de los partidos políticos al accidente. ¿Por qué? El suceso se ha producido en fin de semana cuando la actividad política baja a mínimos, pero algunos dirigentes políticos tuvieron actos el sábado y el domingo. Sin embargo, ninguno se pronunció sobre el embarrancamiento. Ni lo hicieron en Twitter, una plataforma que suelen utilizar cada vez con más asiduidad los políticos para realizar declaraciones sin la presencia de periodistas que les puedan preguntar.

La única aparición de un miembro de la Xunta durante todo el fin de semana fue el sábado. El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se limitó a confirmar que el barco estaba vacío, algo que ya se conocía desde el principio, y que esperaba que no se derramase el combustible que lleva el buque.

El domingo, el delegado del Gobierno, Javier Losada, publicó un tuit desde la Torre de Control de A Coruña que decía "Noche intensa con personal de @salvamentogob @fomentogob Capitanías marítimas #Ferrol #Coruña @DelGobGalicia en Torre de Control de A Coruña. Operativo rescate Buque #BlueStar embarrancado en Ares. Magníficos profesionales, máxima dedicación y esfuerzo del servicio público." Ninguna información sobre el estado del barco ni sobre el operativo.

Y por último, ¿quién toma la decisión de que la empresa holandesa Smit Salvage, que ya se encargó del remolque fallido del Prestige en 2002, se haga con el control de la operación de salvamento del Blue Star? ¿El armador o el Gobierno? El Ejecutivo central informó de que tomó la decisión de suspender el tercer intento de desencallar el barco porque el armador decidió contratar a Smit Salvage. En cambio, medios de comunicación holandeses aseguran que fue el Gobierno el que solicitó al armador que contratase a la empresa ante la imposibilidad de sacar el buque con los medios que tenía. Lo cierto es que, según la legislación vigente, el armador puede contratar según su criterio el salvamento de su barco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados