08 de diciembre de 2019
08.12.2019
La Opinión de A Coruña

Los dos remolcadores que intentarán desencallar el 'Blue Star' ya están en la zona

El 'Boka Pegasus' llegó ayer y el 'Union Princess' lleva varios días en la zona. Siguen los preparativos para intentar el rescate del quimiquero

07.12.2019 | 21:47
Los dos remolcadores que intentarán desencallar el 'Blue Star' ya están en la zona

Los trabajos previos para tratar de rescatar el buque Blue Star de la costa de Ares en la que encalló la medianoche del 24 de noviembre continúan en tierra, a bordo y en el mar.

En la zona ya están los dos grandes remolcadores contratados por empresa holandesa Smit Salvage para la operación de tiro del barco siniestrado. El primero de ellos, Union Princess, lleva varios días amarrado en el puerto exterior de Ferrol y ayer ya se desplazó al lugar del accidente.

El otro, Boka Pegasus, llegó a primera hora de la tarde de ayer al puerto de A Coruña, donde recogió tren de remolque y zarpó hacia la zona del accidente.

Ambos remolcadores están considerados entre los más potentes para poder realizar rescates de este tipo.

Mientras tanto, el remolcador Vehintiocho continúa unido con un cabo a la popa del buque quimiquero y será utilizado como un apoyo en estas tareas. Por su parte, Don Inda, de Salvamento Marítimo, permanece en el área.

Además de estas embarcaciones, también participarán en el operativo un buque de apoyo ( Punta Herminio), una zódiac y dos helicópteros: uno para el transporte de personal y otro para mover el equipamiento.

Despliegue

El equipo estará compuesto por un maestro de salvamento, un superintendente, un buzo capataz, un buzo de salvamento, cuatro ingenieros de salvamento, tres arquitectos navales, un técnico de bombeo, tres operadores de equipo, un coordinador de tierra y un controlador de costas.

Smit Salvage, y la compañía local Ardentia Marine, se dedican estos días a aumentar la altura de la tirolina instalada en tierra para facilitar el desplazamiento del personal de trabajo a la embarcación.

No solo transportan equipos y alimentos, sino que también se trasladan de esta manera los propios empleados porque el acceso por las escaleras suponía un hándicap para muchos de ellos.

Ayer ya pudieron acceder a bordo varios equipos de soldadores para reforzar los puntos de tiro del barco.

El objetivo es mejorar las condiciones actuales para poder remolcar el buque, ya que esas zonas deberán resistir la fuerza que ejercerán los dos remolcadores, equivalente a 200 toneladas cada uno, en cada uno de los puntos.

Arrastre coordinado

Según el plan de rescate de Smit Salvage, la operación de tiro consistirá en un arrastre de manera combinada entre la zona de babor y de popa de la embarcación siniestrada. La idea es volver a intentar desencallarlo durante la pleamar y, a ser posible, con mareas altas, mar de agitado y olas. Estas condiciones ayudarían a los remolcadores a evitar las rocas del fondo y sacar el barco.

Otro factor a favor de esta operación es que en estos momentos el Blue Star pesa unas 110 toneladas menos tras la retirada de combustible de su interior. Además, también se quitará el agua que permanece en los tanques de lastre después de que se rompiese el casco exterior.

Todo este dispositivo para poder retirar el barco entre el 10 y el 15 de este mes, cuando aguardan tener las condiciones ideales y los preparativos listos para materializar esta acción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook