18 de enero de 2020
18.01.2020
Fechas críticas para las mareas

Los niveles de pleamar previstos para este año acarrearán alto riesgo de inundaciones

La marea alcanzará los 4,3 metros, cota peligrosa si coincide con lluvias copiosas. episodios de bajamar causarán 'secas' pocas veces vistas en Galicia

17.01.2020 | 21:31
Bandera roja en la Playa de Riazor en un día de mareas vivas de verano.

Este año será especialmente intenso en cuanto a lo que en meteorología se conoce como mareas vivas. Es decir, cuando resultan acusadas tanto la bajamar, dando origen a importantes secas, como la pleamar, capaz de favorecer las inundaciones si alcanza niveles como los que se prevén en 2020, sobre todo si coinciden con episodios de lluvias copiosas en su punto álgido.

La tabla de mareas prevista deja claro que marzo, abril, septiembre y octubre serán meses en los que se haga notar de manera especial la subida o bajada del nivel del agua en las rías y costas de la comunidad.

En los ríos. En lo referido a la pleamar, hay que insistir en que cuando resulta acusada puede propiciar la crecida y desbordamiento de ríos como el Eume y el Mandeo „en la comarca coruñesa„ el Xallas, el Tambre, el Ulla, el Umia, el Lérez, el Verdugo o el Oitavén, entre muchos otros cauces. La memoria evoca episodios de inundaciones importantes provocadas por el Anllóns, en Carballo, o en Sada, donde una crecida en el año 2016 anegó zonas del casco urbano. Esto aumenta exponencialmente el riesgo de desbordamiento, sobre todo si la subida del nivel del agua en las rías coincide con episodios lluviosos tan intensos como los vividos en las últimas semanas.

Playas sin arena. Otro efecto negativo de la pleamar, cuando se trata de episodios intensos, es que deja sin arena buena parte de las zonas de baño, lo cual supone un serio contratiempo para los bañistas, tal y como pudo constatarse el pasado verano. Ocurrió a principios de agosto, cuando en horario vespertino, el nivel del mar se situó entre 4 y 4,10 metros sobre la línea de bajamar escorada, cuando lo que puede considerarse "normal" es que oscile entre los tres metros y los 3,70, nunca por encima de los 4. El hecho de cubrir la arena de las playas volverá a suceder „incluso con mayor relevancia„ el verano que viene ya que el nivel del mar, según apuntan las previsiones, se elevará hasta los 4,20 metros sobre la línea de bajamar escorada en diversas ocasiones.

Los días más peligrosos. El nivel del mar se elevará de manera significativa „hasta 4,3 metros„ los días 18 y 19 de septiembre en A Coruña a eso de las 17.49 y 18.32, por lo que, si se trata de jornadas de calor y playa, poco sitio quedará en los arenales para que los bañistas extiendan sus toallas. Como también se alcanzarán los 4,4 metros en la madrugada del 11 y 4,3 en la del 12 de marzo y del 9 de abril, al igual que a media tarde del 17 de octubre. Son fechas en las que hay un riesgo mayor de inundaciones, teniendo en cuenta que hay más probabilidades de lluvia. Habrá otras jornadas caracterizadas por la espectacular subida del nivel del mar, pues se situará en 4,3 metros el día 11 de febrero, a eso de las cinco de la madrugada; el 10 de marzo, a las 04.30 horas; el 8 y el 10 de abril; y el 16 y 18 de octubre, en este caso entre las 16.00 y las 17.00 horas.

Facilidades para mariscar. Los episodios de bajamar acusada facilitan las labores de extracción de los mariscadores de a pie y de a flote y propicia la limpieza, resiembra y el arado de los bancos productivos. Los que también salen beneficiados son los bateeiros que deben saltar a las rocas del litoral gallego en busca de la mejilla (semilla) para preparar el siguiente ciclo productivo del mejillón en los viveros flotantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook