21 de enero de 2020
21.01.2020

Tráfico refuerza el control de la ITV con lectores de matrícula fijos y móviles

Las cámaras están instaladas en los accesos a las ciudades || En solo una mañana las patrullas detectan en Galicia con un dispositivo entre 30 y 50 vehículos sin ITV o seguro

20.01.2020 | 20:33
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico en una carretera gallega con el lector de matrículas móvil.

La edad del vehículo y su mantenimiento son claves para la seguridad al volante. Los datos hablan por sí solos: tener al día la ITV evita cada año 170 fallecidos y al menos 11.000 accidentes en las carreteras españolas y el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos en accidentes con coches de 10 a 15 años en relación a los de menos de 5 años. Con el objetivo de concienciar sobre la importancia del buen estado del parque móvil, Tráfico inició ayer una campaña de control sobre las condiciones en las que circulan los turismos, furgonetas, camiones y autobuses. Durante el operativo, que se prolongará hasta el domingo, se utilizarán lectores de matrícula, tanto fijos como móviles.

La DGT tiene instalados un total de 30 dispositivos por la red viaria de todo el país „en la comunidad gallega se concentran en los accesos a las ciudades„. Se trata de cámaras que permiten la lectura de la matrícula y comprueban los vehículos que circulan sin ITV o con ella caducada.

Además, la Guardia Civil también dispone de lectores móviles, que junto con la inspección técnica detectan vehículos sin seguro, sustraídos y requisitoriados. En Galicia, las patrullas utilizan a diario desde hace más de un año el dispositivo móvil OCR, que sorprende a una media de entre 30 y 50 vehículos en solo una mañana o una tarde sin ITV o sin seguro. Las vías de acceso a las ciudades, sobre todo A Coruña, Vigo y Santiago, y las principales carreteras secundarias como la N-550 o la A-52 en Mos, así como la AP-9 son los puntos donde más se utiliza este lector. Detrás de una ITV caducada suele estar un conductor despreocupado, que además de no tener al día la inspección técnica, tiene el seguro caducado y también da positivo en alcohol y/o drogas y viaja sin cinturón de seguridad. Este tipo de infractores no llevan 15 días o un mes sin la ITV, sino que circulan con el vehículo deteriorado y la inspección caducada desde hace 9 meses o más.

El programa informático de la DGT permite detectar los casos de conductores que no llevaron su coche a la inspección y también de aquellos que, aunque lo hicieran, el examen fue desfavorable y, pese a no corregir las faltas detectadas, siguen circulando.

En el caso del lector móvil de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico, funciona como los mini radares Velolaser: el dispositivo se coloca en un punto e informa a la patrulla del paso del vehículo. Le hace una fotografía que aparece en la tablet con la infracción detectada, que puede ser notificada o no al momento.

Junto con la ITV, las patrullas controlarán durante este semana el estado de los neumáticos, las luces, la señalización o los parabrisas.

Desde la Delegación del Gobierno en Galicia advierten de que durante los últimos años ha envejecido el parque de turismos. En Galicia, superan los 10 años de media. La antigüedad supone un factor de riesgo, ya que implica que los vehículos carecen de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados más recientemente, además de sufrir problemas derivados de su utilización prolongada. Según los datos de la DGT, así un 63% de los accidentes de tráfico registrados en la comunidad gallega en 2018 tuvieron como protagonistas a vehículos de mas de 10 años. Con los menos de 4 años, un 17%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook