28 de enero de 2020
28.01.2020

Cuatro de cada cien partes por accidente de tráfico en Galicia son falsos

Las redes organizadas que estafan al seguro se triplican en los últimos cinco años

27.01.2020 | 19:32
Cuatro de cada cien partes por accidente de tráfico en Galicia son falsos

El engaño al seguro es un fraude al alza. No solo entre particulares que fingen un accidente de tráfico para cobrar de la compañía, sino por parte de redes organizadas „y esto es lo que preocupa a las aseguradoras„ que se dedican de manera profesional a la estafa. En Galicia, cuatro de cada cien partes por accidentes de tráfico son falsos, según datos del V Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos y Hogar publicado por la Línea Directa. Se trata de una de las comunidades con menos engaños detectados aunque como en el resto del territorio nacional la picaresca ha aumentado los intentos de estafa.

Los datos reflejan la cada vez mayor profesionalización de las bandas que tratan de sacar provecho del seguro del coche o del hogar. En los últimos seis años, especialistas antifraude identificaron en todo el país más de 500 redes organizadas, con estructuras jerarquizadas, con una cúpula reducida --dos o tres personas-- y que se centran sobre todo en el fraude en daños corporales y suelen reclamar importes elevados --una media de 10.500 euros--.

Su modus operandi, según destaca el informe de Línea Directa, suele ser el llamado fraude en carrusel, en el que los implicados estafan a distintas compañías aseguradoras con montajes realizados en rotondas o colisiones por alcance.

A las compañías les preocupa la proliferación de este tipo de tramas que estafan al seguro. En solo cinco años, se han triplicado estas redes y solo en el último año han aumentado más de un 20%. Galicia se encuentra en la mitad de la tabla por comunidades respecto a las redes que operan en las cuatro provincias.

En el conjunto del país, casi seis de cada cien siniestros de tráfico declarados entre 2017 y 2018, periodo que analiza el informe, fueron falsos. En el caso de Galicia, el porcentaje es de poco más del 4%. En las cuatro provincias gallegas, la tasa de engaños está por debajo de la media nacional: en A Coruña, es del 3,8%; en Lugo, el 4,3%; en Ourense, el 4,8%, y en Pontevedra se da el índice más bajo de la comunidad, con un 3,6%.

A la cabeza del fraude del seguro de Autos se coloca Murcia (7,6%). También marcadas en rojo en el mapa de estafas por siniestros de tráfico están Cantabria, Andalucía y País Vasco. Y por provincias, Jaén (8,2%) y Sevilla (7,8%).

Talleres que pintan falsos arañazos con tiza en los coches para pasar las facturas a las aseguradoras, clientes que reclaman padecer un miedo insuperable a la conducción tras un siniestro y que son grabados saltándose un semáforo en rojo y líneas continuas, o personas que alegan haberse quedado ciegas tras un accidente y que son capaces de caminar sin ningún tipo de ayuda o de hacer tareas domésticas sin problema alguno. Son algunos de los fraudes detectados en España por los especialistas de Línea Directa, compañía que cuenta en su cartera de clientes con más de 2,4 millones de coches asegurados y que para el estudio analizó más de 60.000 partes falsos.

1.300 euros de media

Según las estimaciones realizadas por la aseguradora, el importe de las estafas para el conjunto del sector de Autos supera los 800 millones de euros anuales (2017-2018). Pero si se computa la última década, el coste superaría los 9.000 millones, una cantidad que equivale al 0,8% del PIB registrado en España en 2018.

El coste medio del fraude entre particulares roza los 1.300 euros, casi un 1% más que el registrado en el informe anterior. En cuanto a los daños materiales, la estafa más habitual es incluir en el parte daños ajenos al siniestro (85%), mientras que en el caso de daños físicos, los más común es simular lesiones o pretender agravar las ya existentes (99,8%).

¿Cuál es el perfil del infractor? Suele tratarse de jóvenes de entre 18 y 24 años, en paro o con trabajo precario, aunque también se ha detectado el aumento de los fraudes cometidos por hombres de mediana edad, profesionales y con estudios universitarios.

Los días más propicios para cometer estafas parecen ser los miércoles y jueves, mientras que los meses que concentran más partes falsos son marzo, abril y mayo; justo los anteriores a los periodos de vacaciones.

Por primera vez, el informe sobre el fraude al seguro incluye los engaños al ramo de Hogar, un ámbito que suma más estafas de las esperadas: hasta un 2,4% de los siniestros que se declaran al seguro son un intento de estafa. El importe medio por parte falso alcanza los 777 euros. Línea Directa estima que el volumen anual de fraude en el sector superaría los 166 millones anuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados