28 de enero de 2020
28.01.2020

La ejecución de los planes de restauración de la cuenca Miño -Sil se queda al 31%

La Confederación alega "más problemas que nunca" de gestión por la falta de Gobierno

27.01.2020 | 19:32

La cuenca hidrográfica del Miño-Sil es una de las zonas de España más sometidas a presión por la elevada demanda de agua para el sector hidroeléctrico y por la necesidad de innumerables infraestructuras de abastecimiento y saneamiento para atender a una intensa dispersión poblacional. Por eso, dispone de un generoso presupuesto para reducir al mínimo posible el impacto ambiental que generan los embalses y las estaciones de captación, bombeo y depuración de agua para uso urbano.

Para el periodo 2016-2021 se contaba con 456 millones, pero ya entrando en la recta final del sexenio e iniciando el desarrollo del nuevo plan 2021-2027, resulta que el nivel de ejecución de las medidas de restauración ambiental es uno de los más bajos de su historia, pues solo se gastó el 31% de lo previsto, poco más de 142 millones.

Al complicado trámite de obtener las autorizaciones para actuar sobre el dominio hidráulico se ha sumado en los últimos años la inestabilidad institucional, la gestión limitada de un gobierno en funciones y la prórroga de los presupuestos, lo que ha cercenado la capacidad para actuar con mayor celeridad en la implantación de medidas para rebajar la presión artificial sobre las masas de agua. "En los últimos años se registraron más problemas que nunca para la ejecución de los planes", admite la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), que tiene las competencias sobre esta mitad de Galicia.

Aunque la CHMS lleva el mando, su actuación no depende solo de ella, sino que tiene que conveniarse con la Xunta, los concellos y las empresas hidroeléctricas para ejecutar las medidas de restauración, ya que la financiación se reparte entre estas cuatro patas. Pero la inestabilidad institucional en Madrid, con un Gobierno en funciones, no creó el mejor escenario.

El mayor presupuesto planificado era el destinado a las redes de abastecimiento y protección de las fuentes de agua para uso urbano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook