El plan de prevención de la corrupción con el que se dotará de forma interna el Consello de Contas, que servirá de modelo para el resto de las administraciones gallegas, estará listo en "próximas fechas". Así lo avanzó ayer en comisión parlamentaria el conselleiro maior de Contas, José Antonio Redondo, quien explicó que "se comienza por la propia casa" en la prevención de los riesgos de la corrupción para "después el modelo trasladarlo a otras administraciones" que deseen incorporarlo.