16 de febrero de 2020
16.02.2020
Las claves

La construcción crea empleo en Galicia al ritmo de la época del 'boom' inmobiliario

Incrementa el número de trabajadores un 11% en 2019. Este porcentaje solo se había alcanzado en dos ocasiones en el último cuarto de siglo

15.02.2020 | 22:47
Edificio a medio construir en la ronda de Nelle, en A Coruña.

La construcción vuelve a generar puestos de trabajo en Galicia. Y lo hace a un ritmo similar al de la época de la burbuja inmobiliaria. Durante 2019, el número de personas que trabajaban en el sector se incrementó un 11,2% con respecto al ejercicio anterior. En los últimos 25 años, solo en otras dos ocasiones (1999 y 2015) se había alcanzado este porcentaje.

Las cifras totales todavía distan mucho -es casi imposible que se vuelvan a repetir- de las que había en la época del boom inmobiliario cuando el sector daba empleo en la comunidad gallega a 150.500 personas en 2007. Pero ha recortado la diferencia tras los incrementos de los dos últimos ejercicios: 2% en 2018 y 11% en 2019.

La última vez que el empleo en la construcción en Galicia encadenó dos ejercicios al alza había sido hace casi 15 años: en 2006 y 2007. Justo antes de que estallase la burbuja inmobiliaria. A cierre de 2019 trabajaban en el sector 74.500 personas, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Es una cifra similar a la que había en 2012.

Este incremento de la mano de obra coincide con una subida del peso del sector en el PIB gallego que alcanzó el 7% en el tercer trimestre del pasado año, el porcentaje más alto desde 2012, y un repunte -tras una década a la baja- del stock de viviendas debido la caída de las ventas.

Por una parte, la construcción se recalienta y ya supone un porcentaje dentro de la economía gallega que muchos expertos recomiendan que no se supere para que no afecte si en algún momento vuelve a tener problemas. Y por otra, el sector recupera mano de obra cuando se atisban en el horizonte síntomas de desaceleración en el mercado inmobiliario. La compraventa de viviendas cayó un 7% en el tercer trimestre del pasado año y un 0,8% en el cuarto. Además, la comunidad gallega enlazó cinco meses de caídas en las transacciones de inmuebles: en julio, -0,7%; en agosto -8,6%; en septiembre, -13,6%; en octubre, -0,6% y en noviembre, -2%. En diciembre el incremento solo fue del 0,6%.

En la época previa al estallido de la burbuja inmobiliaria, entre 1999 y 2007, el empleo en el sector creció en Galicia a una tasa media del 4% con picos del 11,2% en 1999; 9,9% en 2001 o 9,3% en 2006.

El techo del número de trabajadores en la construcción se alcanzó en 2008, cuando daba empleo a 150.500 personas -el doble que en estos momentos-. Eran los instantes previos a que explotase la burbuja inmobiliaria.

A partir de ese año se produjeron abruptos descensos hasta 2013, que en la mayoría de los ejercicios llegaron a ser de dos dígitos: -19,2% en 2008; -13,7% en 2010; -14,3% en 2011; -13,1% en 2012 y -10,8% en 2013. El desplome medio anual en ese periodo fue del 12,5%.

Durante 2014 y 2015, la construcción volvió a necesitar mano de obra en la comunidad y los contratados aumentaron hasta los 75.300. En 2014, el incrementó alcanzó el 11,4%, el mayor de los últimos 25 años. Pero fue un espejismo. A partir de ese momento, el número de ocupados no paró de caer en los dos siguientes años y tocó suelo en el primer trimestre de 2019 cuando el número de trabajadores se desplomó hasta los 65.100, la cifra más baja de los últimos 40 años. Desde entonces acumula un incremento del 13,3%.

En los últimos 12 ejercicios, la construcción en Galicia aumentó la cifra de trabajadores solo en cuatro: los dos primeros fueron en 2013 y 2014 y los dos segundos en 2018 y 2019.

La duda ahora es saber si el sector va a seguir creciendo durante 2020 o el enfriamiento de la economía va a provocar que se pierda mano de obra como ya ocurrió en 2015 y 2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook