06 de marzo de 2020
06.03.2020

Los sindicatos revelan que Navantia prevé en su plan operativo un barco para Ferrol

Unos 2.000 trabajadores se manifiestan para reclamar más carga de trabajo || Formoso insta a la empresa a que capte proyectos que no dependan del Gobierno

05.03.2020 | 19:42
Trabajadores de Navantia Ferrol se manifiestan por las calles de la ciudad.

La construcción de las cinco fragatas F-110 para la Armada española en Navantia Ferrol supondrá carga de trabajo para la próxima década. Pero su construcción comenzará en el primer trimestre de 2022. Así que quedan dos años de travesía por el desierto porque por ahora no hay nuevos pedidos. Los trabajadores reclaman un contrato puente hasta el inicio de las fragatas F-110, que sirva para cubrir la falta de carga de trabajo entre la entrega de los buques para la Armada australiana (que se producirá en los próximos meses) y el comienzo del programa de las unidades para la Armada.

Ayer, el presidente del comité de Navantia Ferrol, Javier Galán recordó que la compañía pública "contemplaba en su Plan operativo de empresa la construcción de un buque AOR para la Armada, un documento que lo que hace es marcar pautas de posibilidades, algunas ya realizadas, y otras pendientes de resolución". "Nos vale un barco de estas características o de otras, pero lo que no vamos a permitir es que la totalidad de los trabajadores de las empresas auxiliares de este centro sean despedidos a partir del mes de mayo o junio cuando se entreguen los dos buques AOR para Australia", sostuvo.

Con el objetivo de reclamar ese contrato puente, unos 2.000 trabajadores de Navantia Ferrol y de las empresas auxiliares volvieron ayer a manifestarse por las calles y avenidas de esta ciudad. Su movilización, de dos horas, causó cortes de tráfico en vías neurálgicas de Ferrol.

Sobre el proceso de nuevas incorporaciones, Galán detalló que se han llevado "una sorpresa" después de que la directora de Recursos Humanos en los dos astilleros de Navantia en la ría de Ferrol "aceptara todos y cada uno de los requisitos que se planteaban", tras meses de desencuentros.

Por su parte, el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, defendió que Navantia "tiene que captar" proyectos que "no dependan del Consejo de Ministros" para no permanecer sin actividad. "Hasta que ese contrato (el de las cinco fragatas F-110) se empiece a ejecutar hay un periodo de tiempo donde Navantia tiene que dar do de pecho", manifestó el también alcalde de As Pontes, que consideró que "no puede depender" únicamente del Gobierno".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook