31 de mayo de 2020
31.05.2020
La Opinión de A Coruña
Dulcinea Aguín Presidenta de Aviturga

"Las casas turísticas serán este verano el sistema alojativo elegido por su aislamiento y seguridad"

"Será una temporada en la que los desplazamientos serán cercanos", asegura. "En absoluto es una amenaza para el turismo gallego el procedente de otras comunidades"

31.05.2020 | 00:53
Dulcinea Aguín, presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga).

Más de 260 ayuntamientos gallegos cuentan con pisos turísticos para este verano y sus plazas ya superan las que ofertan los hoteles, un vuelco que se ha dado en plena pandemia del Covid-19. El sector da por hecho que las viviendas vacacionales serán esta temporada el alojamiento estrella "por sus garantías de aislamiento y su seguridad", según augura la presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia (Aviturga), Dulcinea Aguín. Y es que frente a los hoteles, las casas y pisos turísticos carecen de zonas comunes: "Las familias pueden mantener exactamente los mismos hábitos que en sus residencias, sin encontrarse con otros viajeros". La crisis del coronavirus, según destaca Aguín, es una "excelente ocasión para la promoción de Galicia como destino ideal, lejos de la masificación".

Tras el estallido de la pandemia, los pisos turísticos en Galicia crecieron un 6% y las plazas ya superan las que ofertan los hoteles. ¿A qué atribuye este crecimiento en plena crisis?

No creo que tenga vinculación con la pandemia. Creo que es debida a la parálisis a la que estuvimos sometidos toda la ciudadanía, las empresas y las administraciones durante la pandemia. Es una actualización de los datos. Según nuestros datos los propietarios que en su día optaron por esta actividad continúan apostando por ella a pesar de la situación sanitaria.

¿Qué expectativas tienen en el verano tras el anuncio del Gobierno de abrir las puertas al turismo a partir de julio?

Fue un boom para las reservas. La ocupación para agosto está siendo muy buena y también para mediados de julio. Muchas de las consultas hechas estos días están pendientes de que se concrete la movilidad geográfica entre provincias. Ahora es el factor clave. Una vez que pueda haber movilidad entre las diferentes provincias habrá otro boom. Este año estamos mentalizados de que las reservas serán de última hora porque los acontecimientos cambian de un día para otro. Nos toca trabajar de una manera más resolutiva, sobre el momento.

¿El turismo de este año se retrotraerá a hace 20 años y volverá a repuntar el turismo familiar, lejos de lugares masificados?

Es posible. Tras meses de confinamiento, las familias quieren disfrutar de tiempo juntas y sí, lejos de la masificación. Es una excelente oportunidad para que los destinos de sol y playa pongan en valor otros activos, que los hay. Y sobre todo es una excelente ocasión para la promoción de Galicia como destino ideal.

Ante el cambio de hábitos que impondrá el Covid y el temor a contagios, ¿la nueva normalidad jugará a favor de los pisos turísticos en detrimento de los hoteles?

Entendemos que sí. Las viviendas de uso turístico carecen de zonas comunes. Las familias pueden mantener exactamente los mismos hábitos que en sus residencias, sin encontrarse con otros viajeros.

¿Bastará la movilidad entre provincias para salvar la temporada en Galicia?

Es difícil de precisar por el momento pero es cierto que esta será una temporada en la que los desplazamientos serán cercanos. Tenemos mucha demanda de visitantes de comunidades autónomas próximas, que están confirmando reservas pero supeditadas a la evolución de la desescalada.

¿Ve una amenaza para el turismo gallego el procedente de otras comunidades?

En absoluto. En Galicia se están haciendo bien las cosas y tenemos mucho que ofrecer. Somos conscientes de que esta situación nos va a generar a todos un esfuerzo mayor, pero también hay oportunidades para reinventarse. Todos debemos de perder el miedo al Covid-19 pero tenemos que actuar con responsabilidad cumpliendo todas normas establecidas para garantizar nuestra salud y la de los demás.

¿Comparte con Feijóo que comunidades con elevado número de contagios no viajen a Galicia, como es el caso de Madrid, que representa el 14% del turismo?

No nos corresponde a nosotros juzgar esa decisión. Lo que tenemos muy claro es que la prioridad absoluta en este momento es preservar la salud de todos. Nosotros nos limitamos a intentar salvar la temporada dentro del marco normativo que estipulen quienes tienen competencias para hacerlo.

Para quien dude de hacer las maletas este año, ¿qué garantías ofrece Galicia y su red de pisos?

Galicia es el destino ideal, entre otras razones porque es un destino poco masificado, está por descubrir (tenemos ciudades, costa, playa, montaña, cultura, enología, naturaleza, gastronomía...) y disperso (tenemos alojamientos en más de 260 municipios). Todo esto nos convierte en un lugar preferente, seguro y confortable para disfrutar de unas vacaciones.

¿Será el turismo un balón de oxígeno para la economía gallega este año?

No nos podemos olvidar de que el turismo es una actividad muy importante en la economía gallega. Todo va a depender de cómo evolucione la desescalada, de la movilidad geográfica interna del país y de la posibilidad de que haya vuelos internacionales.

¿Cuál es el perfil del turista en viviendas vacacionales?

El perfil no varía mucho respecto a años anteriores. Son familias que optan por nuestras viviendas entre otras razones porque ofrece unas comodidades que no ofrecen otros modelos alojativos.

¿Las reservas hasta ahora realizadas por qué periodo suelen ser y qué tipo de vivienda se busca?

Detectamos un cambio de tendencia. Nuestros huéspedes demandan este año estancias más largas que en temporadas anteriores, que oscilan entre los 7 y los 28 días. También en lo que se refiere a la tipología de vivienda este año predominan las casas unifamiliares con un trocito de jardín sobre los apartamentos más céntricos. Hay destinos tradicionales como Sanxenxo, pero sí detectamos un incremento en el interés por municipios rurales e interiores.

Una encuesta revela que más de la mitad de los gallegos rehusarán este verano de viajar para hacer turismo.

Es posible, pero creemos que el impacto sobre las viviendas de uso turístico será menor. Creemos que será la modalidad alojativa elegida por las garantías de aislamiento y seguridad que ofrecen frente a otras opciones.

Con la crisis económica que provocó el Covid, ¿se reducirán los precios esta temporada?

Entendemos que los precios se mantendrán e incluso se podrán incrementar. Tirar los precios no es la solución para lograr una mayor ocupación. Hay que tener en cuenta que todos los años se realizan inversiones en nuestras viviendas, no solo de mantenimiento, sino para adaptarnos a las demandas actuales. Este año estamos obligados a cumplir con una normativa en cuestión de limpieza, desinfección y seguridad que implica la adquisición de productos homologados. Cada familia diseñará sus vacaciones adaptadas a su realidad económica.

¿Qué ocupación esperan?

Hace muy poco realizamos una encuesta entre nuestros asociados para conocer el nivel de ocupación, que arrojó un 60% en agosto. Un porcentaje muy inferior en julio debido a la incertidumbre actual. Con todo estamos preparados para una campaña en la que las reservas serán de última hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados