20 de junio de 2020
20.06.2020
La Opinión de A Coruña

Caballero, con Touriño: "La regeneración es ahora más necesaria aún que en 2005"

Conmemoran los 15 años del cambio en la Xunta con la llegada de Touriño a la presidencia

20.06.2020 | 00:39
Touriño y Caballero, ayer, en el acto del PSdeG-PSOE.

El PSdeG conmemoró ayer en Santiago el cambio en la Xunta conseguido en el año 2005 de la mano del bipartito y con Emilio Pérez Touriño -presente en la celebración- como titular del Ejecutivo. "La democracia también es alternancia", enfatizó el secretario xeral de los socialistas gallegos y candidato, Gonzalo Caballero. "Si en 2005 Galicia necesitaba regeneración, en 2020 es más necesaria", espetó ante un nutrido de grupo de cargos y militantes, a los que animó a abrir páginas de "progreso y futuro" y a terminar con "el caciquismo y el nepotismo".

"Si el cambio fue posible en 2005, el cambio es posible en 2020", dijo, tras lo cual añadió que si la alternancia era "necesaria" en abril, ahora, tras las crisis del coronavirus resulta "imprescindible".

Además, recordó medidas implantadas por el bipartito integrado por PSdeG y BNG como la gratuidad de los libros para comprometerse a volver a activarlas si llega a la presidencia de la Xunta. "Para el próximo curso escolar volveremos al sistema de libros de texto para todos los alumnos de forma gratuita y aplicaremos un plan de digitalización que dotará a todos los niños de las posibilidades de estudiar desde sus casas", comprometió.

"Trabajamos por Galicia, para los gallegos y las gallegas y no nos podemos quedar quietos cuando vemos las políticas del PP en Galicia, de esa Galicia que el PP quiere convertir en una finca propiedad de sus siglas", manifestó.

Antes que él, Emilio Pérez Touriño puso en valor la conmemoración de ayer como presagio de un "futuro mejor" y no como un acto de nostalgia. Aquella "sorpresa" de hace quince años, la que le convirtió en presidente autonómico y supuso el relevo de Manuel Fraga, fue, dijo, fruto de un trabajo, de un proyecto, y de la necesidad de "acometer aquel cambio".

"Fue un proyecto político en positivo, a favor de Galicia, no contra nadie", esgrimió. Añadió que Galicia vivía en una situación de "profunda debilidad democrática" y que en la actualidad ve una encrucijada con dos opciones, la de la resignación o la de la confianza en la cohesión social y la solidaridad. "La pandemia acelera las desigualdades y muestra las debilidades del sistema sanitario y la gravedad del desempleo estructural", apostilló, y por ello reclamó un cambio que "será posible y viable".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook