25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Opinión de A Coruña

Medio Rural avisa de una "hecatombe" en el sector agrario gallego si le recortan la PAC en 200 millones

El director xeral de Gandaría urge al Gobierno a ser "beligerante" para "al menos, mantener el presupuesto europeo actual"

25.09.2020 | 01:23
Explotación de vacuno en un monte de Ourense.

El rural gallego sigue expectante la negociación interna del Gobierno central y las comunidades para fijar los criterios de reparto de los fondos europeos y confían en que la comunidad salga mejor parada que del presupuesto actual. Solo en Galicia son más de 27.000 los agricultores y ganaderos que dependen de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), un capítulo que absorbe en torno a un 40% del presupuesto comunitario. El tijeretazo aprobado por Bruselas supondría un "hachazo anual" para España de más de 800 millones, según estimaciones de los sindicatos agrarios. En el caso de Galicia, la pérdida en subvenciones agrarias se situaría en los 200 millones para el nuevo periodo (2021-2027) si se aplica de forma proporcional a las comunidades el recorte previsto, situado en torno al 10%. De "hecatombe" para el campo gallego calificó ayer estas cifras el director xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, Silvestre José Balseiros Guinarte, durante su intervención en la comisión de Agricultura del Parlamento.

La Xunta, expuso Balseiros, considera que el objetivo de mantener las partidas de la PAC del periodo actual no está logrado, por lo que apeló al Gobierno de Sánchez a ser "beligerante" para evitar un tijeretazo en los fondos comunitarios. Ante este escenario de recortes, el director xeral advirtió de que la situación de crisis sanitaria y económica provocada por el estallido del coronavirus no debería haber servido de "pretexto" a algunos estados miembros para reducir fondos comunitarios para la agricultura y el desarrollo rural.

Ante el tijeretazo previsto, Balseiros llamó a hacer presión por parte del Gobierno central para que en las negociaciones se defienda como "prioritario" una "PAC fuerte y bien dotada de presupuesto", lo que implica, según expuso, "al menos, mantener en el futuro, el presupuesto actual" para el sector agroganadero.

En su intervención, el director xeral de Gandaría hizo hincapié en que se está "en un momento crucial" y "tremendamente importante en cuanto al posible resultado" de esta política comunitaria.

En este escenario, destacó Balseiros, "Galicia está actuando de una forma leal", de apoyo al Ejecutivo central, y confía en "ser capaces", con el respaldo de otros países como Francia, "de darle la vuelta a esta propuesta y que la definitiva no tenga ninguna reducción y sea al menos la misma que había hasta ahora".

Y es que la Xunta, cuestionó, no entiende que el presupuesto comunitario se incremente "y sin embargo la PAC" sufra "una reducción del 10% aproximadamente". Pese a reconocer que como consecuencia de la pandemia haya que hacer una redistribución de los fondos, el alto cargo de Medio Rural consideró que "no debe ser a cuenta de la reducción de la PAC". Y es que, según apuntó, el Covid sacó a la luz hizo "la representatividad y eficiencia" del sector primario, ya que agricultores y ganaderos "supieron seguir produciendo en un momento complicado". "Si el recorte previsto del 10% se aplicase de forma proporcional a las comunidades autónomas, para Galicia significaría una hecatombe, con la pérdida de 200 millones de euros", zanjó Balseiros.

Aunque aún queda mucho por hablar y negociar, la Comisión Europea ya ha hecho sus previsiones y prepara las cuentas de la PAC, sobre el reparto de los presupuestos europeos y prevé una partida de casi 6.000.000 millones anuales para pagos directos y del Feader a partir de 2021 incluidos dentro de la PAC.

En principio, España recibirá los próximos siete años 34.124 millones con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga), el instrumento de la PAC que financia principalmente los pagos directos a los agricultores y ganaderos, lo que supone unos 4.880 millones anuales para el sector en España.

El Gobierno de Sánchez está satisfecho con estas cifras. "Objetivo cumplido", dijo ayer el ministro de Agricultura, Luis Planas, en su comparecencia en el Congreso sobre la aportación de la PAC a España, que cifró en 47.724 millones de euros. Y es que el titular de Agricultura sumó a los más de 34.000 millones con cargo a Feaga, 7.801,7 millones del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo (Feader), además de otros 729,1 millones incluidos en los fondos de Next Generation UE, correspondientes al programa anticrisis por la pandemia de Covid-19.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook