29 de septiembre de 2020
29.09.2020
La Opinión de A Coruña

La pandemia hunde la firma de hipotecas en Galicia un 40%, casi el doble que la media

Es la segunda comunidad, por detrás de Castilla-La Mancha, con mayor desplome del mercado inmobiliario en julio - Encadena cinco meses a la baja en los nuevos contratos

29.09.2020 | 00:45
Escaparate de una inmobiaria en A Coruña.

La pandemia se ceba con las hipotecas. La asfixia económica en miles de hogares por el estallido del Covid, el temor a la incertidumbre laboral y las restricciones en la financiación que ya han empezado a aplicar los bancos son un cóctel molotov para el mercado de la vivienda. Pese al fin del estado de alarma, levantado el pasado 21 de junio, en julio se agravó no ha hecho más la caída en la firma de hipotecas. En Galicia se suscribieron en el séptimo mes del año un total de 743 contratos hipotecarios para la adquisición de una casa o piso -una media de 24 cada día-, un 40,2% menos que hace un año. El desplome en la comunidad gallega es el segundo más alto de España, solo superado por Castilla-La Mancha (-42,8%) y de casi el doble que el registrado en el conjunto del país 23%). Solo País Vasco cerró las operaciones de julio con datos positivos: un 38,5% más que el mismo periodo de 2019, según las estadísticas publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lejos de mejorar las cifras en la firma de hipotecas con el fin del confinamiento y de las restricciones de movilidad, el mercado inmobiliario deja un gráfico en caída libre. Si en abril y en mayo, el descenso en los nuevos contratos superó el 10% en Galicia; en junio disminuyeron más de un 21% y en el primer mes completo en el que no hubo medidas de confinamiento se hundieron un 40,2%.

Los datos proceden de escrituras públicas realizadas con anterioridad. Con el retroceso interanual experimentado en julio en la comunidad gallega, que empeora en casi 20 puntos la caída de junio, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena cinco meses consecutivos de tasas interanuales negativas después del retroceso del 21,4% experimentado en marzo, cuando se declaró el estado de alarma por la crisis sanitaria.

El balance de julio en la rúbrica de nuevos contratos para la adquisición de un piso es el más bajo de lo que va de año en el sector inmobiliario gallego: 743 hipotecas frente a las 799 contabilizadas en junio, 997 de mayo, 820 de abril y las 771 de marzo. Solo enero y febrero superaron la barrera del millar: 1. 391 en el primer caso y 1.035 en el segundo.

En total, son 6.561 compradores que desde enero hasta julio firmaron una hipoteca por la compra de una vivienda en Galicia frente a los 7.241 del mismo periodo del año pasado, lo que supone una caída del 9,3% (680 menos).

Las 743 operaciones realizadas el pasado mes de julio supusieron capital prestado por valor de casi 78,91 millones, un 33,6 menos que un año atrás y un 8,7% menos que en el mes anterior.

Sobre el total de fincas, se constituyeron en Galicia 1.093 hipotecas por un importe de 116,02 millones de euros: 42 en fincas rústicas (por 4,21 millones) y 1.051 en urbanas (por 111,81 millones). Las hipotecas sobre fincas urbanas se distribuyen entre las 743 en viviendas, siete correspondientes a solares (por 1,51 millones) y 301 en otra clase de fincas urbanas (por 31,38 millones).

En el conjunto estatal, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 26.014 el pasado mes de julio, cifra que supone un 23% menos que en igual mes de 2019. Las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas en julio fueron Andalucía (4.598), Cataluña (4.400) y Madrid (3.833). El tipo de interés medio alcanzó el pasado mes de julio el 2,54%, frente al 2,59% del mismo mes del año pasado, mientras que el plazo medio se situó en 23 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook